Sábado lluvioso

HOY retomaré un tema del que hace ya algún tiempo les hablé. Un tema sangrante que hace un flaco favor a nuestro Puerto y por ende a nuestra ciudad. Una ciudad que es, como reza nuestro escudo de armas, "muy hospitalaria", amén de muy atenta con todo aquel que nos visita.

El pasado sábado llegaba por primera vez a nuestro Puerto el buque de crucero Nordnorge, perteneciente a la naviera noruega Hurtigruten. Una naviera con más de cien años de historia y una carrera crucerística muy especializada (esta compañía realiza interesantísimos itinerarios turísticos por mares extremos). El Nordnorge quedaba atracado, a las siete de la mañana, en el muelle de levante.

Con todo esto, y teniendo en cuenta de que se trataba de la primera visita a Málaga de este barco, un buque de una naviera, que dicho sea de paso, está tanteando varios puertos del Mediterráneo para escalar en futuros cruceros por el Mare Nostrum, lo lógico hubiera sido que los que se dedican al protocolo crucerístico en el puerto de nuestra ciudad hubieran asistido a bordo para celebrar la tradicional recepción de bienvenida a un buque que nos llega por primera vez.

Pero ¿por qué no se hizo esta recepción? Pues, simple y llanamente, porque el barco llegó en sábado. Y, al parecer, los sábados y días festivos el protocolo portuario no funciona.

Y aunque sí hubo una placa de bienvenida, la habitual que se entrega en estas recepciones, ésta tuvo que entregarla el consignatario del buque, ya que los encargados del protocolo estaban disfrutando de su día de descanso.

Dura obligación la de acudir a un barco, entregar una placa, hacer unas fotos y tomar una copa de champán. Pero claro, era sábado y además estaba lloviendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios