La Salud se recogerá en su casa hermandad y no en San Pablo

La hermandad trinitaria de la Salud impondrá este año un nuevo modelo procesionista a la Semana Santa de Málaga, pues saldrá desde la parroquia de San Pablo para recogerse en su casa hermandad. Nadie antes había realizado algo igual en la capital malagueña, pues hasta la presente todas las corporaciones salían y entraban del mismo lugar, ya sea un templo, una casa hermanada o un tinglao, práctica hoy en desuso.

Los motivos que respaldan esta medida son economizar tiempo y esfuerzo, pues cada Domingo de Ramos, tras una estación de penitencia de unas nueve horas, los cofrades de la Salud tienen que desmontar todo para que los hermanos del Cautivo pueda organizar la misa del alba. Ya no será necesario. Según adelanta Miguel Ángel Vargas, hermano mayor de la corporación, los titulares regresarán al culto en su parroquia el Viernes Santo, en un traslado público que se iniciará tras la salida de la Soledad de San Pablo.

No obstante, desde el Domingo de Ramos al Viernes Santo, los titulares de la Salud podrán ser visitados, pues la corporación habilitará un horario de puertas abiertas, aún por definir, según Vargas. El hermano mayor asegura que "también tiene su encanto ver a las imágenes en su casa hermandad". Éstas no serán las únicas que estén al culto durante algunos días de Semana Santa en la sede social de su cofradía, pero en el caso de la Salud, especialmente, la noticia ha sorprendido en el mundo cofrade por tratarse de una hermandad que siempre ha llevado a gala el hecho de salir y recogerse desde el interior del propio templo, algo que, sin embargo, no todas las hermandades malagueñas pueden hacer por las dimensiones de sus tronos.

Esta decisión fue aprobada por el cabildo de hermanos de la Salud en 2005, aunque aún no se había podido llevar a cabo por retrasos en las obras de la nueva sede social de la corporación, sita al principio de calle Trinidad, por lo que la recogida se adelantará media hora. En la actualidad apenas faltan algunos metros de fachada por terminar y detalles interiores. Además de los columbarios. La puerta, de metal, se decorará con piezas de mármol en color crema, a juego con las columnas y los ojos de buey, recuerdan la fachada trasera de San Pablo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios