Salud crea unidades de quimioterapia en todos los hospitales comarcales

  • La mejora acerca la asistencia a los pacientes y evita desplazamientos a la capital

La asistencia a los enfermos de cáncer ha mejorado en los últimos años. La Consejería de Salud -dentro del II Plan Integral de Oncología- ha creado unidades de quimioterapia en todos los hospitales comarcales, un cambio que acerca la atención a los pacientes y por lo tanto evita desplazamientos a la capital. Esta asistencia se hace siempre con la coordinación y bajo la supervisión de los hospitales de referencia, que son el Carlos Haya y el Clínico.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer -que se celebra hoy-, la Delegación de Salud desgranó las mejoras que ha introducido en los centros públicos para la atención a los pacientes que padecen esta enfermedad. "La red de unidades de día oncológicas en hospitales comarcales se completó en 2008", precisó ayer la Administración sanitaria. Según sus datos, el avance ha evitado unos 3.000 desplazamientos de usuarios que antes tenían que venir a la capital para recibir quimioterapia. La mejora beneficia especialmente a los enfermos con cáncer de mama, de colon y de recto que ya son tratados en su comarca con el control de su hospital de referencia.

Además, Salud informó de que se han adquirido dos nuevos aceleradores lineales -uno para el Carlos Haya y otro para el Clínico. Estos aparatos se usan para radiar a los pacientes. La inversión en estos equipos ronda los 20 millones de euros. También se han comprado nuevos equipamientos para radioterapia y braquiterapia, que es un tipo de tratamiento local contra el cáncer.

De cara al futuro, el II Plan de Oncología prevé la creación de unidades de genética en todas las provincias de la comunidad autónoma. Estos dispositivos dispondrán de profesionales que se encargarán de ofrecer consejo genético a los ciudadanos; es decir, darles información en base a estudios concretos de la posibilidad que tienen de padecer determinadas patologías.

El Hospital Carlos Haya y el de Marbella también se encuentran inmersos en el proceso de creación y acreditación de sus bancos de tumores, un recurso que posibilita conservar muestras de tejidos cancerígenos destinados a la investigación en esta patología.

También se ha generalizado la técnica del ganglio centinela. Este ganglio está en la axila. Su biopsia permite saber si un cáncer de mama se ha extendido o no. En caso de que sea negativo, la técnica del ganglio centinela posibilita conservar el resto de ganglios de la axila, lo que evita la posterior hinchazón del brazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios