San Julián recupera todo su esplendor

  • La sede de la Agrupación de Cofradías vuelve a lucir en su fachada las pinturas de ladrillo fingido originarias El templo recupera la puerta frontal

El antiguo Hospital de la Caridad y la iglesia de San Julián, sede de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, vuelven a mostrarse al público tras estar casi un año cubiertos por andamios. El ente cofrade, apoyado económicamente por el Ayuntamiento de Málaga, ha recuperado de esta forma la estética primigenia de todo el conjunto al exterior, tras la realización de unas obras que han afectado a todas las cubiertas y fachadas del conjunto y que han permitido la apertura de la puerta frontal del templo, hasta ahora cegada.

Los edificios, originales del siglo XVII, completan así una larga serie de intervenciones que comenzaron hace 28 años, con la rehabilitación de los inmuebles para albergar las dependencias de la Agrupación de Cofradías, del Museo de la Semana Santa y el templo de San Julián desde que el Obispado de Málaga cediese dichas instalaciones en el año 1987. Cinco presidentes diferentes -Francisco Toledo, Jesús Saborido, Clemente Solo de Zaldívar, Rafael Recio y Eduardo Pastor- han dirigido los designios de la institución durante todas las adaptaciones del espacio.

El arquitecto Antonio Díaz Casado fue el encargado de presentar a autoridades y cofrades el resultado de la intervención. El director del proyecto comenzó la visita por la fachada de la Plaza de las Cofradías, que albergaban las dependencias del Hospital de la Caridad, donde se sitúa el antiguo campanario del templo religioso, que ha sido totalmente recuperado y cuya campana vuelve a funcionar. En la fachada principal del templo, la correspondiente a calle Nosquera, Díaz Casado resaltó la reconstrucción de las pinturas murales, de ladrillo fingido, que habían desaparecido bajo capas de cemento, y de las que se habían podido recuperar partes originales de finales del siglo XVII. Igualmente, la portada de la iglesia ha sido saneada por completo y la puerta, realizada en caoba y pino, ha sido completamente restaurada. En el Muro de San Julián se encontraba una de las principales novedades, con la apertura de la puerta frontal del templo, ubicada bajo el coro, que se encontraba cegada. La iglesia supuso uno de los principales escollos del proyecto, ya que las cubiertas estaban bastante dañadas y con ciertos riesgos de hundimiento, que han sido completamente solucionados según palabras del presidente de la Agrupación de Cofradías, Eduardo Pastor. Al interior de San Julián, ya rehabilitada con anterioridad, destacan la inclusión de cinco nuevas vidrieras que representan a la Virgen de la Victoria, los Santos Mártires, la cruz del Cristo Resucitado, el símbolo del Ave María y el escudo agrupacional. Igualmente, la imagen del santo que da nombre al conjunto ha vuelto a ser expuesta al culto.

El Obispo de Málaga, que asistió a la presentación del resultado de las obras, mostró su agradecimiento y alegría por el proyecto y destacó la importancia de la rehabilitación de templos y la labor de los cofrades en aras de mantener unas instalaciones como las del antiguo Hospital de la Caridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios