Sanciones a 35 bares y restaurantes por incumplir normas sobre consumo

  • La cuantía media es de 589 euros

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud inspeccionará 92 establecimientos de restauración en Málaga durante los próximos cuatro meses para "velar por el cumplimiento de la normativa de defensa y protección" de los consumidores. La campaña -que se centrará en restaurantes, autoservicios, cafeterías, bares, pubs o bares de música- hará hincapié en que se cumplan las normas de calidad, en la exactitud de los precios, facturas y peso de los alimentos.

En 2009 los inspectores de Consumo detectaron irregularidades en la cartelería y en folletos publicitarios, así como deficiente información sobre los precios, la falta del libro de reclamaciones o que los instrumentos para pesar los productos no estaban debidamente verificados. Asimismo, el año pasado se realizaron en Málaga un total de 141 inspecciones en establecimientos, entre los cuales el 25% del total tenían algún tipo de irregularidad. Por ello, los servicios de Consumo iniciaron 35 expedientes sancionadores con una cuantía media de 589 euros cada uno.

Con relación a la campaña, ésta se centrará también en que productos de charcutería, quesos, moluscos o crustáceos se oferten según su peso o por unidades y que las balanzas estén verificadas y que las cartas o listas de precios no incluyan expresiones prohibidas por la normativa como precio según mercado. Consumo comprobará que los establecimientos tengan hojas de quejas y reclamaciones, que las cartas de precios incluyan el coste completo si hay gastos adicionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios