Sasha protagoniza el posado al tirar del brazo del Rey

  • La hija del presidente de EEUU insistió a Don Juan Carlos en querer salir en la foto

La hija pequeña del presidente estadounidense Barack Obama y su mujer Michelle, Sasha, protagonizaron el posado de la primera dama con los Reyes y la Princesa Letizia en el Palacio de Marivent de Palma al insistir en querer salir en la foto oficial, llegando incluso a tirar del brazo del Rey Don Juan Carlos en el momento en que éste se disponía a acompañarla unos metros más allá para que se pudiera llevar a cabo la fotografía. Sin embargo, tras insistir la niña, Michelle llamó a su hija, quien vestía un tutú amarillo y una camisa sin mangas color salmón, así como unas bailarinas doradas, y que se acercó a su madre para finalmente participar en el posado.

Fuentes de la Casa Real informaron de que en principio estaba previsto que la niña ni siquiera saludara a los Reyes, de forma que iba a salir por la puerta trasera del vehículo blindado en el que llegaron procedentes del aeropuerto de Palma de Mallorca, donde fueron recibidas a las 12:00 por el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías; el presidente del Govern balear, Francesc Antich; el jefe de la Casa Real, Alberto Aza; el embajador de Estados Unidos en España Alan Solomon, y el de España en EEUU, el mallorquín Jorge Dezcállar.

Sin embargo, una vez llegaron a las 12:33 al Palacio de Marivent, la niña, en contra de lo que estaba previsto, fue la primera en salir por la misma puerta del vehículo por la que lo hizo su madre minutos después, de forma que lo primero que hizo el Rey ha sido saludar a la pequeña, haciéndole un gesto de broma en la cara y dándole dos besos.

Posteriormente, Don Juan Carlos saludó a Michelle Obama, ataviada con una falda de color salmón, coincidiendo con el de la falda de su hija, y con una blusa blanca sin mangas con dos grandes lazos atados uno en la espalda y otro en el hombro, así como las mismas bailarinas doradas que su hija. A continuación, tras saludar al Monarca con dos besos, la niña y la madre dieron dos besos a la Reina, enfundada en un pantalón blanco y un blusón estampado y de tonalidades azules con manga de tres cuartos y zapatos de esparto.

Otra de las anécdotas se produjo cuando Doña Letizia salió del palacio, quedándose arriba sin bajar las escaleras y esperando a que Sus Majestades saludaran a la primera dama y a su hija, tras lo cual Don Juan Carlos, que vestía una camisa blanca sin corbata, chaqueta azul marino y pantalón gris, invitó a bajar a la Princesa de Asturias, que lucía un vestido blanco sin mangas y con zapatos de tacón, para finalmente saludar a Michelle y Sasha con dos besos.

Posteriormente, todos ellos han posado ante los 47 medios de comunicación acreditados y procedieron a entrar en Marivent.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios