Él edil de Seguridad de Málaga sostiene que "la ciudad está blindada para la Feria"

  • Desde el inicio de la fiesta, el centro y el Real están como si hubiera alerta máxima

El concejal de Seguridad de Málaga, Mario Cortés, intentó lanzar ayer un mensaje de tranquilidad tras el atentado de Barcelona al asegurar que "la ciudad está blindada desde el inicio la Feria". Bloques de hormigón, macetones y patrullas policiales bloquean los accesos de los vehículos a las zonas donde los malagueños disfrutan de la fiesta. "Tenemos unas 200.000 personas divirtiéndose en la calle. Por eso, desde que empezó la Feria, estamos igual que hoy [por ayer] en Barcelona tras el atentado; pero nosotros para evitarlo", apuntó Cortés.

Además de los obstáculos físicos, hay policías nacionales con armas largas apostados en puntos estratégicos, agentes municipales "por todas partes" y guardias civiles haciendo controles en carreteras. "Todos los medios disponibles los tenemos en la calle desde que comenzó la Feria. Es un dispositivo excepcional", insistió el concejal.

En total, son unos mil efectivos distribuidos entre el centro y El Real de Cortijo de Torres ya que participan 346 policías nacionales, otros 341 agentes del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local y 360 servicios de seguridad de otras unidades. La operación ha sido bautizada Lobo. Además, Cortés explicó que se realizan cacheos preventivos y que hay policías de paisano repartidos entre la multitud. "Con todas las miles de personas que hay en la calle durante la Feria, estamos como en alerta máxima, con el centro blindado con todos los medios disponibles", remarcó el responsable municipal de Seguridad del Ayuntamiento malagueño.

Además, este año se ha establecido un centro de coordinación entre la Policía Nacional y la Local que se puso en marcha desde el inicio de la fiesta y que cuenta con un puesto de mando conjunto. "¿Podemos blindar más la ciudad? No. ¿Podemos aumentar más la coordinación? No. Los recursos y la coordinación están al máximo", insistió el edil. Ayer, el alcalde, Francisco de la Torre, poco después de confirmarse el atentado de Barcelona indicó en Twitter que todos los actos de la Feria irían precedidos por un minuto de silencio en memoria de las víctimas. También anoche a las 23:00 se apagó durante dos minutos la portada de la Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios