El Senado también quiere al espeto como Patrimonio de la Humanidad

  • La comisión de Cultura de esta institución se sumó ayer a las reclamaciones de la Diputación o el Parlamento andaluz

Un espetero prepara varios espetos de sardinas. Un espetero prepara varios espetos de sardinas.

Un espetero prepara varios espetos de sardinas.

El tradicional espeto de sardinas malagueño ya tiene un aliado más para intentar llegar a ser declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. La comisión de Cultura del Senado aprobó ayer una declaración institucional que fue defendida por el popular Manuel Marmolejo y cuyo objetivo, según reza el texto, es "preservar los conocimientos y los saberes que supone la elaboración de la tradición culinaria del espeto como expresión de la entidad comunitaria a nivel de la provincia de Málaga y del resto de nuestro territorio andaluz y nacional y una fiesta popular a ella vinculada como es la moraga que ha contribuido desde antiguo a establecer vínculos en nuestra comunidad".

En esa declaración también se señala que "esta solicitud de candidatura es un proyecto unificador para proteger de la desmemoria un saber ancestral y colectivo ante el riesgo de los procesos de aculturación que el fenómeno del turismo y la globalización pueden llegar a provocar" y subraya que se pretende "proteger y tomar conciencia sobre un elemento patrimonial que forma parte de nuestra diversidad cultural y que nos une a todos los malagueños".

Se quiere defender al espeto de la aculturación del turismo y la globalización

Marmolejo apuntó ayer que se busca "un apoyo a la figura del espetero y de los chiringuitos" y que, a partir de ahora, tiene que haber un acuerdo del Consejo de Patrimonio Histórico y el grupo de trabajo de Patrimonio Mundial para incluirlo en una lista indicativa y que el Gobierno español lo defienda ante instancias internacionales. La idea de que el espeto sea Patrimonio Mundial partió de la asociación cultural Marbella Activa, que aprobó en febrero del año pasado en una asamblea de socios promover esta iniciativa. Caló rápido porque el pleno de la Diputación de Málaga dio el visto bueno a esa candidatura en abril y a finales de mayo fue el Parlamento de Andalucía el que se sumó a este proyecto.

El proceso es muy largo pero cualquier apoyo es bienvenido por el sector. "Es importante cualquier paso en esa línea", comentó ayer Norberto del Castillo, presidente nacional y andaluz de los empresarios de playa, quien señaló que "el espeto es muy conocido en nuestro círculo pero este tipo de noticias levanta la curiosidad en muchas otras zonas y sería un espaldarazo importante". Por otra parte, Manuel Villafaina, presidente de los empresarios de playa de Málaga, indicó que "para nosotros sería una satisfacción enorme que algo tan típico y de lo que somos pioneros en Málaga se pudiera considerar Patrimonio de la Humanidad". Villafaina recordó que esta forma de hacer el pescado está más viva que nunca y que cada año se forma a nuevos espeteros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios