Sequía: mirando al cielo sin hacer los deberes

  • Las obras para asegurar el suministro de agua siguen pendientes dos décadas después

  • El Plan Hidrológico recoge un centenar de actuaciones

Pantano de la Concepción, en una imagen de archivo, que ha desembalsado parte de su caudal este fin de semana al encontrarse al límite. Pantano de la Concepción, en una imagen de archivo, que ha desembalsado parte de su caudal este fin de semana al encontrarse al límite.

Pantano de la Concepción, en una imagen de archivo, que ha desembalsado parte de su caudal este fin de semana al encontrarse al límite. / M. H.

La Junta de Andalucía acaba de dejar en suspenso el decreto de sequía que pensaba aplicar en Málaga para controlar la escasez de agua. Las precipitaciones de las últimas semanas han dado un respiro a la agricultura pero también a los responsables de adoptar medidas extraordinarias de ahorro, siempre impopulares. Los pantanos están a la mitad pero garantizan ya que el verano será tranquilo, que no se plantearán restricciones al consumo aunque la costa se llene de turistas, que incluso es posible reducir los recortes al riego en la Axarquía que se venían aplicando desde noviembre. La sequía cíclica que vive Málaga aproximadamente cada diez años, ha dejado al descubierto la fragilidad de unos equipamientos insuficientes o antiguos, cuya renovación lleva prometida veinte años. Un centenar de obras figuran para la provincia en el Plan Hidrológico pero pocas están en marcha o programadas. Hasta el 2033, el Gobierno central tiene actuaciones por 858 millones, la Junta de Andalucía por 271 millones y las administraciones locales, por 203. El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, aseguró hace unos días que "el agua no es infinita". Lo que sí parecen serlo son los proyectos. Algunos de los más reclamados son los siguientes.

1Trasvase del pantano de iznájar a la zona norte

El mayor depósito de agua de Andalucía, limítrofe con la provincia de Málaga, tiene una capacidad para albergar 981 hectómetros cúbicos de agua. Las precipitaciones de las últimas semanas han permitido que se encuentre al 36,8% de su capacidad, con 351 hectómetros cúbicos, una cantidad similar a la que mantienen hoy todos los embalses de la provincia de Málaga. Situado en la zona sur de la provincia cordobesa, próximo a Cuevas de San Marcos, desde las asociaciones agrarias, la Junta de Andalucía y los ayuntamientos de la comarca norte de la provincia reclaman un trasvase que permitiría suministrar 5 hectómetros cúbicos para la Comarca de Antequera en caso de necesidad.

Se calcula que 13 localidades con 80.000 vecinos podrían beneficiarse de esta actuación y evitar las periódicas restricciones, entre ellas Fuente de Piedra o Archidona, que ya utilizaron camiones cuba para llevar el agua a los vecinos el pasado verano. La obra no está presupuestada pero rondaría los 50 millones de euros. El Gobierno quiere incluirla dentro de un Pacto nacional en materia de aguas.

2 acabar con la salinidad del Guadalhorce

Los tres sistemas que abastecen de agua a la provincia de Málaga están integrados por siete pantanos de diferente tamaño y características. Una de las medidas propuestas para mejorar su funcionamiento no tiene que ver con el abastecimiento sino con la calidad del agua. Se trata de acabar con la elevada salinidad del embalse del Guadalhorce, el tercero más grande de la provincia, contaminado por uno de los manantiales que le abastecen, el de Meliones.

La eliminación de parte de esta salinidad en el agua que distribuye para el consumo de la capital se solventó con la desalobradora de El Atabal, que se puso en marcha en 2005 tras una inversión de 64 millones de euros.

La planta ha logrado mejorar la calidad del agua que beben los ciudadanos, pero no ha resuelto la elevada salinidad del pantano ni ha mejorado la calidad del agua que surte a los regadíos del Guadalhorce, según las asociaciones agrarias. El Plan Hidrológico tiene previsto un presupuesto de 66,8 millones de euros para corregir los vertidos salinos, que no se ha llegado a realizar.

3una nueva presa en la concepción que evite desembalses

El pantano de la Concepción, situado en la vertiente más occidental de la provincia, es el que más agua ha recibido con estas lluvias, una situación que se repite todos los años. Este fin de semana ha comenzado a tirar parte de su excedente al mar, ante su situación límite debido a su escasa capacidad de almacenamiento, de apenas 62 hectómetros cúbicos.

El Plan Hidrológico preveía construir una nueva presa, a medio kilómetro de distancia aguas abajo de la actual, para duplicar su lámina de agua. Ello permitiría atender la demanda de agua de la zona, reducir la presión que la utilización de aguas subterráneas produce en los acuíferos de la Sierra de Mijas, Marbella, Estepona y río de Fuengirola, y resolver los déficits de agua en otros sistemas. La obra fue declarada de Interés General del Estado tras ser incluida en el Plan Hidrológico Nacional en 2001, pero el Gobierno central sigue sin ejecutarla.

La construcción de un túnel de trasvase del Genal a río Verde, también prevista y no ejecutada, mejoraría el rendimiento del embalse. Las reservas de esta zona también mejorarían con las presas de Alaminos y Río Verde.

4Una desaladora adjudicada hace 10 años y parada

La planta desaladora de Mijas fue adjudicada por el Gobierno central en 2008 con una inversión de 61 millones de euros. La obra sigue parada y el último plazo dado por el ejecutivo para su conclusión es el 2027 en el marco del Plan Hidrológico Nacional, que fija ahora un presupuesto de 88,4 millones de euros.

La instalación, que debía financiarse en colaboración con la Junta de Andalucía, tenía previsto una capacidad para 20 hectómetros cúbicos anuales, lo que equivale a atender una población de unas 500.000 personas.

5Las plantas del Guadalhorce y la Axarquía

La apuesta por la desalación para solucionar los problemas de abastecimiento ha llevado a la Junta a planificar otras plantas, como la proyectada en la desembocadura del río Guadalhorce. El horizonte para esta última actuación se plantea para 2033, con un presupuesto estimado de 110 millones de euros.

La zona oriental de la provincia, la que más ha sufrido la última sequía, que ha llevado a recortar las aportaciones del pantano para los regantes, también tiene proyectada una desaladora. El Plan Hidrológico Nacional preveía una planta en esta zona en el horizonte del 2015, con un presupuesto de 75 millones de euros. La modernización de los regadíos de la Axarquía es otra de las actuaciones previstas y presupuestadas en 28 millones de euros.

6 Bypass del atabal y aprovechamiento de pozos

La mejora de las conducciones para el trasvase de agua entre las dos costas incluye un nuevo desvío o bypass, próximo a la estación de El Atabal, que permitiría ampliar la capacidad de transporte de agua desde la Costa del Sol y al mismo tiempo aprovechar las reservas del azud y los pozos del Aljaima, fundamentales para el abastecimiento de agua en la capital.

Estos depósitos permanecieron inutilizados desde 2010 tras el desbordamiento del río Guadalhorce y volvieron a entrar en funcionamiento seis años después tras una inversión de la Junta de 1,1 millones de euros. El azud o pequeña presa, permite retener el agua y derivar un caudal de agua de 2.500 litros por segundo a la red de abastecimiento de Málaga, cuyo consumo es de aproximadamente entre 1.800 y 2.100 litros por segundo.

7 depuradoras en la zona de Ronda y en el interior

Las obras hidráulicas y de abastecimiento pertenecen fundamentalmente al Gobierno central y la Junta de Andalucía, si bien las administraciones locales también tienen competencias en materia de depuración. La Diputación Provincial de Málaga anunció para el 2015 la creación de 17 depuradoras en otros tantos municipios de la zona de Ronda, valoradas en 25 millones de euros. También la Junta tiene pendientes depuradoras en una docena de municipios de la comarca norte de Málaga y el interior de la Costa del Sol, con la previsión de su conclusión para el 2021. Los agricultores vienen reclamando que todas las plantas, tanto las que ya están en funcionamiento como las que se construyan, se doten del sistema terciario de depuración, que permitiría aprovechar parte del agua depurada para el riego de los cultivos.

8 Aportaciones de agua desde el río chillar, en nerja

La Junta de Andalucía asegura que ya está finalizada la actuación sobre los tres pozos situados en el río Chillar, en Nerja, que se van a conectar a la red principal de abastecimiento de la Axarquía. El primero de los pozos ya se ha conectado a la tubería principal y permitirá suministrar entre 50 y 70 litros por segundo a la red una vez se ponga en marcha.

Los problemas burocráticos con el Ayuntamiento de Nerja, o la reparación de averías en un tramo de la tubería principal que une este municipio con Torrox van a demorar la entrada en servicio de estos aportes hasta el próximo mes de abril. Además, un segundo pozo sobre el Chillar está conectado y un tercero está a la espera de nuevas obras. La puesta en funcionamiento de estos dos pozos no será posible antes del verano. Con esta actuación se calcula que se podrán suministrar 200 litros de agua por segundo a una de las comarcas más secas.

9Pozos del molino de las monjas para aliviar la viñuela

Los trasvases de agua desde una costa a otra o el aprovechamiento de pozos han sido dos de las medidas de urgencia anunciadas en el decreto de sequía, un decreto que ahora queda aplazado para el otoño. Una de las que sí están en marcha, aunque con polémica por las denuncias de la escasa calidad del agua que llega a los grifos, es la incorporación de agua de los pozos del Molino de las Monjas a la red de suministro de Vélez, con el fin de evitar los aportes del embalse de La Viñuela. Desde mayo del 2016 hasta ahora se han consumido 5,7 hectómetros cúbicos procedente de los pozos, que de otra forma habrían procedido del pantano.

10 Mejora de las conducciones para trasvase

Uno de los proyectos más anunciados en esta etapa de sequía ha sido la de mejorar la capacidad de la red de conexiones entre toda la provincia con el fin de poder trasvasar agua desde las zonas con más reservas -generalmente la costa occidental- hasta la zona más seca, en la vertiente de la Axarquía. Entre las obras previstas están la mejora de las infraestructuras de distribución con dos ramales, oeste y este, presupuestados con 31,6 y 38,8 millones de euros, respectivamente y con cargo a la Junta de Andalucía, que ha fijado su finalización en 2027. Estas obras permitirán duplicar el caudal de agua conducido, desde los 240 litros por segundo a los 500 litros. También esta administración tiene previsto ampliar el sistema de abastecimiento con nuevas conexiones en Nerja y Frigiliana (13 millones), en el valle de Benamargosa (8,8), dos actuaciones en Vélez Málaga (13,6) y una en la Viñuela (2,6).

11Actuaciones en otras provincias para emergencia

La presa de Gibralmedina, sobre el río Guadiaro y con capacidad para 120 hectómetros cúbicos, se proyectó con el objetivo de abastecer al Campo de Gibraltar pero también para evitar que la Costa del Sol de Málaga se quede sin reservas de agua o con faltad de abastecimiento en un futuro. La presa estaba proyectada para el año 2015 por 55 millones de euros, pero no se ha iniciado. Las conducciones para el traslado del agua costarían otros 60 millones pero ambas obras, que debe ejecutar el Gobierno, siguen pendientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios