El Sindicato Médico rechaza la organización de urgencias en centros de salud

  • Alega que el 40% de los facultativos queda asignado a un distrito y no a un centro

La creación de los llamados dispositivos de apoyo en atención primaria -que son plazas de facultativos para cubrir salientes de guardias de otros profesionales- no convence al Sindicato Médico. La organización entiende que se va a crear una "discriminación" ya que mientras unos médicos de la oferta de empleo público (OPE) se adscribirán a un centro de salud "con una dispersión geográfica de pocos kilómetros", otros -los de dispositivos de apoyo- serán asignados a un distrito sanitario entero, por lo que tendrán un "área de dispersión funcional de cientos de kilómetros".

Para colmo, según el sindicato, de las 1.415 plazas de facultativos de familia que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) saca para toda Andalucía, el 40% son justamente de dispositivo de apoyo. Para estos, no hay un sitio localizado de trabajo y "descansan cuando a la empresa le interesa al no asignarle el trabajo de un día o de dos, haciendo imposible así la conciliación laboral y familiar".

La organización entiende que las plazas no se debían haber ofertado hasta que no se hubiera negociado una normativa clara.

Las resoluciones de la OPE están previstas para mañana y el sindicato no descarta actuaciones judiciales en su contra, ni tampoco movilizaciones de los profesionales. Para la organización, esta reordenación de los recursos introduce una discriminación entre los médicos que supone "una agresión" del SAS hacia los facultativos de familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios