La Sociedad Pública sólo alquila un tercio de los pisos que oferta

  • El Gobierno pide a los ayuntamientos que saquen sus pisos en propiedad al mercado del alquiler y a los promotores que hagan lo mismo con sus excedencias

La Sociedad Pública de Alquiler, que nació en octubre de 2005, sólo ha conseguido alquilar un tercio de los pisos que tiene en cartera en la provincia de Málaga. Actualmente, en su base de datos hay alrededor de un millar de viviendas en alquiler, pero sólo ha conseguido inquilinos para 350 de ellas, según explicó ayer Alejandro Inurrieta, presidente de la sociedad. Lo hizo durante un encuentro que tuvo con alcaldes y responsables de municipios de más de 3.000 habitantes de la zona oriental de Andalucía.

Según contó Inurrieta, los precios de los pisos que oferta el Gobierno tienen un precio, en Málaga, de 200 euros menos que el mercado. Son viviendas que, de media, tienen 100 metros cuadrados y valen 600 euros. Pero los inquilinos, que deben ser menores de 35 años, no llegan. Por eso, en el encuentro de ayer, el responsable quiso buscar aliados en los ayuntamientos para conseguir impulsar el mercado del alquiler. Así, pidió a los Consistorios que se conviertan en agentes inmobiliarios y consigan contratos entre propietarios e inquilinos, de tal manera que se beneficien de las ventajas que tiene la mediación entre ambas partes. Entre ellas, se recoge el cobro de un 20 por ciento de la renta del piso.

El gerente adjunto del Instituto Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento de Málaga, José María López, aseguró que la propuesta es interesante" y que el Consistorio "estudiará convertirse en agente". En la misma línea opinó el responsable de Nerja, Javier Berlanga.

Inurrieta destacó también la importancia de que los promotores inmobiliarios pongan en manos de la Sociedad Pública los pisos que no pueden vender. "Tienen dos opciones: gestionar sus pisos convirtiéndose en agentes o hacerlo nosotros dándolos de alta en nuestra base de datos ", dijo Inurrieta.

Desde la Sociedad Pública de Alquiler se garantiza a propietarios, promotores e inquilinos un alquiler "seguro y tranquilo", además de un seguro multirriesgo y otro de impago. Cualquier propietario puede incluir su vivienda en la Sociedad Pública de Alquiler. Las únicas condiciones son que tenga los servicios básicos dados de alta, esté en condiciones habitabilidad y la cocina amueblada.

A estas ventajas se unen también las ayudas de 210 euros para jóvenes entre 20 y 30 años con réditos inferiores a los 22.000 euros o la reducción anual de 200 euros al hacer la declaración de la renta. Así como los 6.000 euros que la Junta de Andalucía da a los propietarios por el simple hecho de poner sus pisos en alquiler.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios