Sol, flores y relax: una buena mañana

  • El Jardín Botánico La Concepción dio ayer entradas gratis y acudieron centenares de malagueños

El aparcamiento estaba completo. Los gorrillas pedían a los conductores que se buscaran la vida, por lo que rápidamente hubo coches estacionados hasta debajo de la señal de stop que daba acceso a la autovía. El Ayuntamiento de Málaga celebró ayer jornada de puertas abiertas en el Jardín Botánico La Concepción y centenares de malagueños no quisieron perder la oportunidad de entrar gratis, pues el precio normal de acceso a este espacio natural es de cuatro euros. La mañana estaba soleada, corría una ligera brisa y, pese a la multitud que hacía cola para coger los tiques y que se veía por los distintos corredores del recinto, se respiraba cierta tranquilidad.

Isabel García venía con su familia desde Alhaurín. Nunca había visitado el Jardín Botánico y desconocía que la visita salía gratis ayer. "Creo que lo que más me va a gustar van a ser los jardines antiguos y a mi madre las flores y las plantas", afirmaba Isabel a la entrada.

En la puerta del recinto empiezan a aparecer decenas de personas de todas las edades con una bicicleta. Son de la Asociación Ruedas Redondas. Su presidente, Alonso González, explica que cada sábado hacen alguna actividad -van a la Universidad, a un mercado, a algún recinto turístico- y que en esta ocasión habían decidido visitar el Jardín Botánico, ya que uno de los miembros de este grupo lo es también de la Asociación de Amigos de La Concepción. González y otro compañero, Joaquín Pérez, están muy orgullosos porque la convocatoria ha resultado un éxito: "Han venido 100 personas en bicicleta, lo que supone un nuevo récord para nosotros", dice Pérez. En el Jardín no hay sitio para aparcar las 100 bicis -hay un lugar para 15 bicicletas- por lo que, al igual que con los coches, hay que buscarse la vida.

Por uno de los senderos, una abuela le enseña a su nieta unos nísperos que la niña celebra con entusiasmo mientras que, unos pasos más adelante, una mujer de mediana edad le hace una fotografía a su pareja debajo de un Musa acucinata colla, es decir, un platanero de Tailandia.

Algunas cuestas son empinadas y a las personas mayores, y algunas con menos edad, se les empieza a hacer duro el trayecto. Dentro del Palacio de los Marqueses de Loring, uno de los más fotografiados, hay una exposición sobre el medio ambiente con dibujos de Forges patrocinada por Caja Madrid. Tania Morales, trabajadora del Jardín, cuenta las personas que van entrando en la exposición. "Son las 12:15 y ya han pasado por aquí 400 personas cuando lo normal es que vengan unas 100 en todo el día", relata. Explica que entre diario la mayoría de visitantes son escolares y extranjeros, mientras que los fines de semana hay muchas familias. Siendo gratis, ayer hubo un poco de todo.

Tania conversa con dos señores, Marco Malagamba y Cayetano Armada, que ya son casi visitantes habituales de La Concepción. "Hemos venido dos o tres veces pagando, pero al enterarnos de que era jornada libre hemos decidido venir otra vez", afirma Armada. Ambos señalan que lo que más les gusta del Jardín es la cascada o la zona en la que hay un centenar de árboles de países de los cinco continentes.

La Concepción también dispone de tienda. No es muy grande y está llena. Una de sus encargadas, Inés Aguilar, reconoce que en días como ayer hacen más ventas, "pero no porque sea entrada libre sino porque entran más personas". En la puerta del comercio hay grandes calendarios con una foto nocturna del Palacio. Al principio las personas son reacias pero, al comprobar que son gratuitos, se lanzan en masa. La mañana ha salido redonda. Paseo gratis por el Jardín Botánico, tiempo agradable y calendario de gorra. Qué más se puede pedir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios