Stop a los camiones

  • El Ayuntamiento ultima la ordenanza para restringir el paso de vehículos pesados por el centro de la ciudad

Comentarios 7

Stop a los camiones. El uso que decenas de camiones y transporte pesado hacen de la ciudad para evitar el colapso y la saturación de las rondas de circunvalación tiene los meses contados. El Ayuntamiento de Málaga, a través del área de Movilidad, está ultimando en este momento el borrador de una nueva ordenanza municipal que controlará e impedirá el paso de vehículos de mercancías por el centro de la urbe, al objeto de minimizar los problemas de circulación.

Así lo expuso a este periódico el concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, quien admitió que a lo largo de este año está previsto que esta norma sea realidad. “Es absolutamente necesaria y ahora es una buena ocasión, dado que la actividad económica se ha visto lamentablemente disminuida”, explicó. El edil del PP, de manera sucinta, informó de que el objetivo de esta ordenanza es “restringir al máximo, a lo estrictamente indispensable, el tráfico de vehículos pesados por el centro”.

“La idea es que se circule por las rondas y que los accesos al Puerto, que suele ser el punto de destino y origen de muchos de los vehículos, se haga por la nueva entrada que hay habilitada”, dijo, al tiempo que fue concluyente: “Se ha acabado eso de que los camiones cargados de lo que sea crucen la ciudad porque les resulte más cómodo”. Una circunstancia que, según atestiguó el responsable municipal de Movilidad, “dificulta gravemente la circulación y provoca un deterioro importante en el pavimento”.

No obstante, precisó que la aprobación de la ordenanza, para lo que será necesario dialogar con los agentes afectados, no traerá consigo el cierre de las fronteras de la ciudad a todos los vehículos de este tipo. “Dentro de este tipo de vehículos están los de las obras urbanas, pero ese transporte, por muy pesado que sea, podrá pasar, aunque circunstancialmente”, matizó.

La iniciativa, más allá del articulado normativo, deberá ser complementada por una serie de actuaciones físicas. En este sentido, Casero indicó que si hubiera capacidad presupuestaria para ello habría que adecuar la ciudad a este nuevo marco mediante la colocación de nuevas señales, paneles informativos y cámaras, que servirán para controlar el acceso de estos camiones y facilitar la posible sanción a aquellos que incumplan la norma.

“Es tan sencillo como colocarlas en las puertas de la ciudad. Es como volver a la Edad Media, cuando la ciudad tenía sus puertas de entrada, que en este caso son las rondas”, resumió el concejal. Asimismo, los paneles permitirán facilitar la maniobra a aquellos conductores que no estén habituados a la zona. Frente a ello, Casero rechazó el caso de aquellos “transportes internacionales, que pueden ir desde El Ejido a Francia, que pasan por Málaga. Que tiren por donde tienen que tirar y no por el centro de la ciudad porque con su GPS saben bien por dónde entrar”, añadió.

Según lo expuesto por el concejal de Movilidad, ésta podría ser la ocasión definitiva en que se plasma esta iniciativa, de la que se viene hablando en la ciudad desde hace años. En concreto, el Ayuntamiento incluso sacó a concurso a finales de 2006 el concurso para la elaboración de los estudios previos a la redacción de la mencionada ordenanza. El pliego que rigió aquella licitación fijaba un coste de 60.000 euros y un plazo de elaboración de un año.

De otro lado, junto a esta iniciativa, cuyo beneficio en la reducción de las emisiones de CO2 es considerable, el Ayuntamiento trabaja con la Junta de Andalucía en un proyecto cuyo objetivo es el de medir los distintos agentes de tráfico y calibrar la emisión de gases que cada uno de ellos produce. La tarea correspondiente al Consistorio es la de fijar los puntos de medición, controlarlos y trasladar los datos obtenidos a la Consejería de Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios