Sumergida en un mundo de medallas

Con sólo 12 años, la nadadora malagueña Cristina García Mauri sabe ya lo que es estar inmersa en un mundo de medallas, no en vano ha cosechado ya grandes éxitos tanto a nivel regional como a nivel nacional. Siendo ya toda una asidua en competiciones de gran calibre y habiendo sido convocada con la selección española en más de una ocasión, esta nadadora todavía reconoce ponerse nerviosa cada vez que va a competir: "Justo antes de nadar me pongo muy nerviosa, pero cuando me meto en el agua todo ese nervio se me quita y lo único que quiero es ganar". A día de hoy, todavía le quedan muchos éxitos por cosechar hasta llegar a ser como su ídolo, "María Peláez", el primero de ellos podría ser en el Campeonato de España por comunidades autónomas que tendrá lugar este fin de semana en Valladolid. / l. E.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios