Proyectos pendientes del pgou Las promotoras de las torres de Martiricos avanzan en el proyecto

'Tabula rasa' en Martiricos

  • Las antiguas naves industriales de Citesa han dado paso a un descampado repleto de toneladas de escombros · Sobre este suelo se edificarán 200 VPO y oficinas

Comentarios 4

Toneladas de escombros donde hace unos meses se levantaban antiguas naves industriales. Ésta es la imagen que hoy presenta la parcela de la histórica Citesa, donde, en el marco del nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), se proyecta la construcción de 202 viviendas de protección oficial, usos comerciales y oficinas, a los que sumar dos grandes torres de 30 plantas en los suelos próximos al cauce del río Guadalmedina, donde ahora se asienta cada domingo el tradicional rastro.

La estampa de la zona es consecuencia de los trabajos desarrollados por las empresas propietarias de los terrenos, Inmobiliaria Espacio y por Acinipo (Unicaja), así como de los estudios arquitectónicos vinculados a la actuación, con Pei Cobb Freed & Partners, a la cabeza, que hace meses impulsaron la demolición de las edificaciones. Hacen tabula rasa para reescribir sobre esta parcela una de las futuras nuevas centralidades de Málaga capital.

Desde Dorronsoro Arquitectos, estudio que colabora con la firma norteamericana en la iniciativa, informaron de que a la espera de que el Plan General se avanza en aquellas tareas en las que es posible. "Se ha hecho y ejecutado la demolición de las instalaciones, todo ello con un plan especial de residuos, puesto que entre los materiales a retirar había restos de amianto", explicaron, al tiempo que destacaron que en las labores se ha utilizado maquinaria específica, que cuentan con tenazas hidráulicas, para evitar problemas con el polvo de lo derruido. Todo ello, precisaron, será trasladado a depósitos especializados.

Pero la tarea previa no se queda en este punto. Cara a adelantar en lo posible la tramitación administrativa del proyecto, los técnicos se encuentran ya redactando el Plan Especial de Reforma Interior (Peri) de la zona, cuyo impulso final no se producirá hasta que el PGOU sea una realidad. Desde el estudio precisan que la demolición de los edificios no debe hacer presuponer que el proyecto de las torres de Martiricos vaya a ser una realidad a corto plazo. "Estamos hablando de una intervención a medio plazo", explicaron, al tiempo que admitieron: "Vivir en uno de los pisos que se prevén ahí será difícil antes de cuatro o cinco años".

La actuación dibujada en esta zona va a suponer una inversión superior a los 100 millones de euros. Los parámetros dibujados en el planeamiento, consecuencia del convenio suscrito en 2007 por la anterior propietaria del suelo, Telefónica, con el Ayuntamiento de la capital, autoriza la ejecución de 674 viviendas libres, a las que sumar 202 de protección oficial. Asimismo, se reservan 13.500 metros cuadrados de servicios terciarios, 25.300 metros de suelo para parque y 13.100 para equipamientos. Todo ello a cambio de 23 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios