Taxista por sorpresa y a la fuerza

  • Un joven es detenido tras subir a un coche en marcha y exigir que lo llevaran

Se subió en un coche en marcha y una vez dentro le dijo a su conductor que lo llevara a la barriada de La Corta, como si de un taxi se tratara. Pero no tenía intención de pagar y, además, pretendía conseguir algún dinero extra del viaje. Esto ocurrió en la madrugada del martes en la barriada de Miraflores de los Ángeles de la capital y el joven terminó detenido por la Policía Local cuando menos lo esperaba.

El conductor estaba aparcando su coche en la Plaza Monseñor Bocanegra pasadas las diez y media de la noche cuando se le subió el joven Ramón Jesús C. M., de 20 años de edad y le insistió para que lo llevara a La Corta, barriada marginal con algunos puntos de venta de droga.

El hombre se negó, pero en un momento dado se sintió intimidado por la presión del joven y decidió aceptar. Pero no fue suficiente porque el joven quiso después que su chófer le comprara unos objetos que guardaba en un bolso de grandes proporciones.

Éste le dijo que no tenía dinero, pero ante el temor a una reacción violenta de su forzoso acompañante, le aseguró que podría conseguirlo.

Cuando llegó al lugar donde supuestamente iba a recoger el dinero, le dijo al joven que se bajara del coche, dejara las cosas dentro y lo cerró.

El conductor aprovechó ese momento para avisar a la Policía Local, a la que le ofreció la descripción exacta de su molesto acompañante, además del lugar en el que se encontraban.

Una vez allí, los agentes lo identificaron y supieron que sobre el joven pesaba una orden de busca y captura dictada el pasado 20 de junio por un juzgado de Málaga por quebrantamiento de condena. Los policías lo detuvieron y pusieron a disposición judicial. La operación le salió mal.

El joven tampoco pudo explicar de donde había sacado las zapatillas, el home cinema y los seis altavoces que pretendía vender al conductor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios