'Teleco' en Málaga o Psicología en Jaén

  • Los alumnos que abandonan no dejan los estudios, sólo cambian de carrera o de universidad

La Escuela de Telecomunicaciones de Málaga ha estudiado al detalle qué ha pasado con los alumnos nuevos que el curso pasado abandonaron. La principal conclusión es que ninguno ha desistido en su empeño por lograr un título universitario. Simplemente han cambiado de carrera o de universidad. 31 se movieron dentro de la UMA y 43 optaron por irse a otros centros académicos.

Los datos reflejan algunos comportamientos al menos singulares. De los 31 que buscaron otras salidas dentro de la UMA 10 cambiaron el expediente a otras ingenierías, preferentemente técnicas, pero el destino de los 21 restantes fue variopinto: los hubo que optaron por Empresariales (4), Económicas (3), LADE (3), Ciencias de la Comunicación (4) y hasta Filosofía y Letras o Enfermería, además de Magisterio, Matemáticas o Ciencias Ambientales.

En los cambios de universidad, la mayoría (23 de los 43) optó por probar suerte en una ingeniería de otra universidad de cualquier punto del país. En este apartado aparecen desde las escuelas politécnicas de Linares, Córdoba, Huelva, Cataluña, Almería o Cádiz, o la Oberta de Cataluña y ocasionalmente centros privados como la Carlos III o la Universidad Europea de Madrid. También los hubo que directamente cambiaron de especialidad y centro para probar suerte con Navales o Montes en Córdoba, Agrónomos en Valencia, Industriales en Sevilla o Informática e Industriales en la UNED.

No obstante, también se observan cambios radicales como por ejemplo los de un alumno que dejó la ingeniería superior en Telecomunicaciones para comenzar Piscología en Jaén, dos que optaron por seguir Filosofía en la UNED, un centro también elegido para iniciar Económicas, Derecho o Filología por antiguos aspirantes a ingenieros.

El director de la escuela de Málaga, Antonio Notario, aprecia que la huida hacia universidades privadas, que era muy frecuente hace unos años, se ha frenado en seco, hasta el punto de que ahora es "totalmente marginal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios