Temor a que embalses y acuíferos no se recuperen ante otro año de sequía

  • Arranca la obra para arreglar la tubería que va desde el azud de Aljaima, en el Guadalhorce, a la planta del Atabal, dentro de un plan que abre por primera vez los embalses de la comarca a sus municipios

La Agencia Andaluza del Agua no garantiza a día de hoy que los embalses y acuíferos de la provincia se recuperen ante un posible cuarto año consecutivo de sequía. Éste es el duro pronóstico que ayer puso sobre la mesa el director del ente andaluz, Joan Corominas, en la inauguración de la obra de la conducción desde el azud de Aljaima, en el río Guadalhorce, a la planta potabilizadora del Atabal en Málaga.

Este proyecto cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros y estará listo para el próximo año 2009. Aunque la obra no suponga un aumento significativo del suministro de agua a la capital, el director general de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), Adrián Baltanás, insistió en que sí mejorará la calidad de la misma.

La conducción desde el azud forma parte de un programa más ambicioso que garantizará el abastecimiento del Bajo Guadalhorce y la Costa del Sol Occidental.

A partir de ahora y por primera vez en su historia, los municipios de la comarca del Guadalhorce podrán abastecerse de sus propios embalses, algo que hasta la fecha tenían vetado, a excepción del agua utilizada para el riego (y en momentos de sequía era lo primero que se restringía), según anunció ayer el Delegado provincial de Medio Ambiente, Ignacio Trillo. "Siempre han visto pasar el agua hacia Málaga y ellos han sufrido la sequía e, incluso, no han podido aprobar sus planes urbanísticos por la falta de recursos hídricos", dijo Trillo.

Ahora no sólo podrán abastecerse de los embalses, sino que entran a formar parte de un sistema de suministro que les permitirá acceder a los recursos de La Viñuela y el Campo de Gibraltar.

Frente a la sequía, Corominas enumeró las actuaciones que se han hecho desde 2004. Sólo las obras de emergencia han requerido de un presupuesto de 42 millones de euros. El director de la Agencia Andaluza del Agua aseguró que, gracias a la correcta utilización de recursos y el compromiso de ciudadanos y ayuntamientos "no se ha notado la sequía", extremo que fue matizado por la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, Araceli González, que relacionó la falta de agua con los problemas que ha tenido el Ayuntamiento con la limpieza. También el director de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa), José Luis Rodríguez, se mostró preocupado por los recursos que "apenas llegan al año".

La Junta también dio cuenta de las inversiones realizadas desde 2004, con 128 obras, por 282 millones de euros.

128

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios