Tercer día de huelga de residentes sin que se llegue a ningún acuerdo

  • El Colegio de Médicos muestra su apoyo al colectivo y a las movilizaciones que realiza e insta a la Junta de Andalucía a llegar a un acuerdo que no perjudique la formación de la "cantera" de médicos

La negociaciones entre el Servicio Andaluz de Salud y los médicos residentes siguen estancadas, por lo que ayer se sumó el tercer día de la huelga indefinida que el colectivo de MIR inició el pasado el lunes. Hasta que no se pongan en valor la cantidad de horas que trabajan, aparte de las dedicadas a la atención, aseguran que no se reincorporarán a sus puestos.

El seguimiento de la huelga en el tercer día, según los datos ofrecidos por la Coordinadora Andaluza de Representantes de Especialistas Internos Residentes (Careir), alcanzaba el 80% en la mayoría de las zonas de la provincia. En torno a 724 especialistas están secundado el paro indefinido, entre médicos, psicólogos, farmacéuticos, físicos y enfermeros. En el Carlos Haya son un total de 418 especialistas, mientras que en el Clínico alcanzan los 230, en Ronda, 30 y en la Axarquía, 46.

"La Junta de Andalucía hace oídos sordos, la única oferta que nos dio el viernes pasado fue reducir aún más el número de guardias de las especialidades que más realizan. No se basan en las necesidades de un servicio o en cómo está organizado, quieren ahorrar a toda costa", explicó ayer Pedro Moya, miembro de comité de huelga y vocal de la Careir, acompañado por más de una veintena de residentes que secundan la huelga. La principal reclamación que interponen ante la gerencia del SAS pasa por que la jornada laboral sigue siendo la misma, mientras que ellos han visto reducidos sus ingresos en 10 horas de sueldo menos de guardia todos los meses. Y no sólo eso, sino que el hecho de que hayan rebajado el contrato de los adjuntos a un 75%, "ha incrementado la carga laboral de los residentes, que son los que al final tienen que realizar ese trabajo". "Un incremento de la jornada laboral que pase de 35 horas a 37 horas y media no nos asusta, todos hacemos alrededor de 50 horas de trabajo semanales, pero es que lo que nos han hecho directamente es una rebaja salarial", expuso. Denuncian, además, que en el conjunto Andalucía han constatado hasta 30 maneras diferentes de aplicar los recortes, "cuando deberían ser aplicados a todos los residentes de la misma manera, porque todos tenemos el mismo tipo de contrato", concluyó Moya. Y creen no estar pidiendo un imposible, porque otras comunidades como Madrid ya han conseguido estas mismas reivindicaciones.

En cuanto a las coacciones que se pudieran producir, y algunas de las que ya tienen constancia pero de las que no tienen pruebas, aseguraron desde la coordinadora que van a estar atentos a cada una de ellas, para denunciar en el caso de que sea necesario.

El Colegio de Médicos de Málaga ha apoyado desde el primer momento las movilizaciones que está realizando el colectivo MIR y así lo hizo constar ayer su presidente, Juan José Sánchez, que calificó a los residentes como "la cantera; el banquillo que tiene que cubrir aspectos de la medicina que son fundamentales en la atención al ciudadano". Por eso aseguró que las peticiones que está realizando el colectivo están dentro de la realidad, porque lo que reclaman es "continuar formándose con la calidad que lo han hecho hasta ahora". Una denuncia que también han dejado clara los médicos tutores que han dimitido de sus funciones. "A todos nos ha costado mucho hacer realidad el sistema sanitario público que tenemos y eso que los médicos decimos de que hay que prevenir antes que curar, debería de hacer reflexionar a las autoridades sanitarias". De esta manera el presidente del Colegio de Médicos de Málaga quiso hacer un llamamiento al Servicio Andaluz de Salud para que negocie y escuche a los residentes.

Por cada día de huelga, cada residente está perdiendo entre unos 70 ó 80 euros de sueldo, siempre que no tuviera fijada ninguna guardia; de ser así la pérdida llegaría a ser de unos 200 euros. El sueldo base por un horario fijado de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 es de 1.000 euros brutos, una cantidad que puede llegar a los 1.800 euros con las 280 horas mensuales que suele trabajar este colectivo como media.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios