Toros, Picasso y lujo para dejar a los chinos con buen sabor de boca

  • Varios agentes de viaje del país asiático gozan de la oferta malagueña como gancho para captar más turistas

Vender solo sol y playa ya no se estila en el sector turístico. Hay que sumarle experiencias, cosas que demuestren que un destino es completamente distinto a otro y que merece la pena meterse, por ejemplo, 14 horas de vuelo entre pecho y espalda para verlo en persona. Obliga a calentarse más la cabeza en la búsqueda de productos y servicios que marquen la diferencia, pero cuando se logra el resultado es espectacular. Que se lo digan a la decena de agentes de viajes chinos que acaban de visitar varios puntos de la provincia de Málaga y de Andalucía en un viaje profesional organizado por Turismo Costa del Sol, Turespaña, la Consejería de Turismo y Comercio, el Ayuntamiento de Málaga y British Airways.

Han venido agentes de Pekín y Chengdu de las compañías China International Travel Services, China Cyts Tours Holding, Beijing Caissa International Travel o China Bamboo Garden, entre otras. El objetivo de este tipo de actos es siempre el mismo: mostrar a los agentes qué oferta tiene Andalucía y que se lo pasen bien para que éstos, a su vez, se lo recomienden a los futuros clientes.

Seguro que todos estos profesionales chinos no olvidarán las risas que se echaron cuando simularon torear o ser toreados, con cuernos y capote incluidos, en una especie de tentadero ubicado en Ronda que se llama Reservatauro, en el que también disfrutaron de una cena tradicional. Previamente, la jornada anterior estuvieron en la capital malagueña donde visitaron el museo Picasso, la Catedral, el museo del Automóvil, la calle Larios y cenaron en el Palmeral de las Sorpresas. Al día siguiente se fueron a Marbella, donde pasearon por el centro histórico, hicieron unas compras y conocieron Puerto Banús. Tras el paso por Ronda, partieron a Sevilla, Córdoba y Granada.

China está aún lejos de ser un mercado turístico importante para Málaga, pero sí es uno de los que tiene un mayor potencial a medio plazo, por lo que todas las instituciones están sembrando con vistas a recoger frutos futuros. El año pasado llegaron a España 287.867 turistas chinos, un 13,9% más, y de esos, 25.000 vinieron a Andalucía, un 29,4% más. No se tienen datos pormenorizados de la provincia de Málaga aunque sí de la capital, ya que el área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga ha intensificado su promoción en el mercado chino y ha acudido recientemente a una feria turística internacional allí. El año pasado se alojaron en los hoteles de la capital malagueña 11.600 turistas chinos, un 54% más que en el ejercicio anterior. Como se puede comprobar, los volúmenes son bajos y eso provoca que los aumentos porcentuales sean tan elevados.

El gobierno chino ha abierto la mano y permite a sus ciudadanos salir a hacer turismo al extranjero. En un país con 1.300 millones de habitantes hay muchas personas con un poder adquisitivo alto, incluso millonarios. De hecho ya hay grupos empresariales que se han interesado en invertir en Málaga. Los turistas chinos se gastaron 120.000 millones de dólares en todo el mundo en 2013 y son, por tanto, un pastel especialmente apetecible. Para atraerlos es fundamental conocerles, saber qué les gusta y cómo viajan. La aseguradora Allianz publicó ayer un informe sobre el perfil del turista chino y, según este estudio, los chinos suelen viajar en familia o, en su defecto, con algún acompañante porque no les gusta viajar solos. Les encanta compartir sus fotos y vídeos y van con la maleta bien equipada en función del destino al que se dirijan. Suelen buscar actividades al aire libre y organizadas (de pago) para evitar sorpresas de última hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios