De la Torre, sobre Art Natura: "No puede convertirse en tragedia, porque no lo es"

  • El alcalde elude hacer autocrítica a pesar de ser quien abanderó el Museo de las Gemas · El Ayuntamiento inicia el proceso para rescindir el contrato con la promotora y le da 15 días para abandonar los edificios

Comentarios 4

Comienza el principio del fin de Art Natura. El emblemático proyecto impulsado a finales de 2006 por el Ayuntamiento de Málaga, de la mano de Royal Collections, como promotora del uso museístico de parte de las instalaciones de Tabacalera, toca a su fin después de que en la jornada de ayer la Junta de Gobierno Local acordase iniciar la rescisión del contrato suscrito con la firma privada. Los cinco años de singladura del que fue uno de los emblemas culturales del alcalde, Francisco de la Torre, encallan en un divorcio absoluto entre las partes, cuya separación sólo parece posible vía judicial, y en los que, por lo expuesto por el regidor, el grado de responsabilidad municipal es nulo.

De la Torre, lejos de hacer autocrítica respecto al modo en que el equipo de gobierno asumió una iniciativa de dudosa solvencia para los intereses del Consistorio, quiso ayer restarle importancia a lo ocurrido. "No puede convertirse en una tragedia porque no lo es", dijo el alcalde después de que el Ayuntamiento haya invertido 20 millones de euros en la adecuación de algunos de los edificios de Tabacalera destinados ex profeso a las colecciones de gemas, tapices o naturaleza, propiedad de Royal Colecctions, y de que de las arcas municipales se hayan destinado 6,3 millones de euros (incluido el IVA) en concepto de un canon para el que ni siquiera exigió un aval.

El regidor, que dio estas explicaciones en el marco de una visita al nuevo mercado de García Grana y no de una comparecencia exclusiva en la Casona del Parque, insistió en que el dinero empleado en la adecuación de las instalaciones será reutilizable para que alberguen otros usos culturales, que no quiso desvelar. "Tenemos un edificio precioso, formidable -en referencia a la antigua fábrica de tabacos-, que ya es de la ciudad", abundó De la Torre, que elevó a un 70% la parte de las construcciones que ya están terminadas, la mayoría para uso administrativo. "El camino recorrido es un camino útil para la ciudad", defendió.

El paso adoptado ayer por el Ayuntamiento no es más que el primero de una senda que se antoja extensa en el tiempo, si bien el regidor se mostró convencido en que en poco tiempo se recuperarán los inmuebles ahora ocupados por Art Natura y de los que, según el portavoz de la firma, Fulgencio Alcaraz, tendrán que sacarlo "atado con cadenas". La aprobación del citado expediente de rescisión, tras comprobar el equipo de gobierno que se ha incumplido el plazo de 120 días dados para la apertura del Museo de las Gemas, incluye la reclamación a la promotora del canon pagado, así como una indemnización, aún sin cifrar, por los daños causados a la imagen de la ciudad.

El trámite da un plazo de diez días a Art Natura para presentar alegaciones, que se extiende hasta los quince días naturales (desde la notificación del acuerdo) para que la empresa abandone los edificios y los recupere el Ayuntamiento en el mismo estado en que fueron entregados. En caso de haber alegaciones, éstas tendrán que ser respondidas, enviándose la documentación completa al Consejo Consultivo de Andalucía para que emita un informe no vinculante, aunque, a juicio del alcalde, "puede ser un elemento a favor" en caso de tener que recurrir a los tribunales.

Lo previsible es que el antaño socio privado mantenga el pulso al Ayuntamiento, lo que dejaría en manos de un juez la decisión final sobre cuál de las dos partes ha incumplido el contrato. Fallo que, según algunas fuentes jurídicas, podría dilatarse en el tiempo del orden de tres o cuatro años. Bien es cierto que cabe la opción de que el Consistorio pida una medida cautelar para ocupar los inmuebles antes de que culminase el proceso.

De hecho, el responsable de Art Natura, Fulgencio Alcaraz, anunció ayer que presentarán alegaciones, al entender que "absolutamente injusto" y "un disparate" el paso adoptado por el equipo de gobierno. "Nosotros abrir, abrimos", dijo, en alusión a lo ocurrido el pasado miércoles, si bien el museo fue cerrado dos horas después por la Policía Local. "Agotaremos absolutamente todas las vías, no sólo las administrativas; es un asunto muy sucio y fraudulento; no es trigo limpio", insistió Alcaraz. Incluso, aseguró que el Consistorio "hará ilegalidades para que no podamos mostrar a los malagueños la verdad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios