De la Torre y Gámez abren la puerta a nuevas posibles alianzas

  • Sale adelante el Polo Digital en un Pleno marcado por las críticas al papel de la portavoz socialista

La nueva alianza formada por el PP y el PSOE en torno al Polo Digital de Tabacalera parece abrir una puerta alternativa al ahora dubitativo pacto entre el alcalde, Francisco de la Torre, y Ciudadanos, para lo que resta de mandato. Tanto el máximo dirigente municipal como la portavoz socialista María Gámez mostraron ayer claramente su disposición a repetir la fórmula en aquellas iniciativas y proyectos buenos para la ciudad.

"En este nuevo escenario el equipo de gobierno se esmerará en conseguir el máximo consenso y diálogo con todas las fuerzas, no sólo con la que facilitó la investidura, con la que mantendremos una relación espacial", expresó De la Torre, argumento secundado por Gámez durante el debate del Pleno extraordinario y urgente celebrado ayer en la Casona del Parque. "Estos nuevos tiempos implican obligatoriamente diálogo; requieren responsabilidad y capacidad de encontrar mejoras para que Málaga no desperdicie oportunidades", afirmó. "Nuestra diferencias ideológicas son evidentes con el PP, pero eso no va a impedir que el PSOE haga alternativa", añadió.

El acercamiento de las dos grandes fuerzas generó las suspicacias y la crítica del resto de formaciones en la oposición, destacando el reproche lanzado a Gámez por el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quien acusó a los socialistas de haber actuado como "muleta del PP". "El PSOE ha optado por ser muleta del equipo de gobierno del PP, por reforzar el bipartidismo; es respetable y legítimo, pero quisiera anunciar que no cabe doble juego; se puede jugar a liderar la oposición o ser muleta del equipo de gobierno, pero no a las dos cosas al mismo tiempo; han optado por lo primero; en adelante ya nada será igual", sentenció.

En esta misma línea, Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, cuestionó el ejercicio protagonizado por ambas formaciones, si bien puso el acento en el acto del PSOE. Otro grupo que ha querido cambiar cromos, no creemos que sea la forma; hay que cambiar el proyecto para que sea viable. Queríamos las cuentas claras y transparentes pero no hemos tenido esa información de manera clara. Hay mucha opacidad.

Frente a las acusaciones, Gámez dijo que falta de congruencia habría sido si hubiese apoyado un proyecto sin cambios. "Pero hemos reclamado cambios y sin esos no lo hubiésemos votado", añadió e invitó a Cassá a "acostumbrarse, porque hay más partidos; incluso alguno con más concejales capaz de mejorar los proyectos". Al resto de formaciones, contestó con dureza: "Hay partidos que pueden jugar a oponerse siempre, otros hemos elegido ser alternativa, cambio, y eso también se puede hacer desde los sillones de esta bancada".

La abstención de los nueve socialistas permitió al PP ir adelante con la modificación presupuestaria necesaria para disponer de los 2,7 millones de euros reservados para adecuar las instalaciones de Tabacalera que albergarán este equipamiento. La iniciativa, que contó con el voto contrario de Málaga Ahora, Ciudadanos y Málaga para la Gente, fue abordada en un Pleno extraordinario y urgente, dada la necesidad de materializar este aporte económico antes de finales de año. En caso contrario, se correría el riesgo de perder definitivamente 6,6 millones de euros consignados por el Ministerio de Industria para este proyecto y procedentes de Feder.

Aunque fue foco principal de las críticas, Gámez no fue la única en recibirlas. Ciudadanos acusó al PP de utilizar este asunto dentro de una "estrategia de soltar tinta como los calamares para que no se hable de la limpieza de Málaga". "En unos meses el polo será un fiasco y la ciudad seguirá sucia; Tabacalera seguirá siendo triste ejemplo de despilfarro", se atrevió a prever. Cassá incluso le recordó al regidor episodios como los del Astoria, con 21 millones de euros de inversión; o los 6 millones gastados en el Museo de las Gemas. "Cualquier empresa privada fulminaría ipso facto a alguien que llevase a un consejo de administración un plan como el que lleva usted y el PSOE", espetó el portavoz del partido naranja, quien acusó al PSOE "de hacer un gran favor a la Junta" al obtener a cambio de su abstención dos millones de euros para la instalación de ascensores.

Una segunda iniciativa plenaria, presentada de manera conjunta por el PP y el PSOE, salió adelante con el apoyo de todos los partidos menos de Ciudadanos, que votó en contra. La misma definía grosso modo las condiciones de la organización formativa del futuro polo digital. Finalmente, tras las críticas por las formas empleadas por ambas formaciones, fueron aceptadas varias aportaciones realizadas por Málaga Ahora, caso de la creación de una comisión de seguimiento y control del centro.

Conforme a lo acordado, la estrategia formativa garantiza la gratuidad de los cursos, a excepción de aquellos de los máster o postgrados que puedan realizarse y que, con carácter prioritario, habrán de ser organizados con la Universidad de Málaga u otras instituciones públicas. En el caso de que no haya esa opción, siempre se garantizará que un mínimo del 25% de los estudiantes disponga de becas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios