De la Torre amplía el foco para salvar el Astoria en la etapa pos-Banderas

  • Apuesta por "analizar qué grupos promotores" había tras el resto de propuestas

Fachada del Astoria. Fachada del Astoria.

Fachada del Astoria. / javier albiñana

El Ayuntamiento de Málaga parece haber entrado en estado de shock tras la decisión de Antonio Banderas de renunciar al proyecto con el que transformar la manzana de los antiguos cines Astoria y Victoria. La determinación adoptada por el actor malagueño, que, junto a José Seguí y Starlite conformaba el equipo ganado del concurso de ideas para perfilar el futuro de la parcela deja al Consistorio en tal situación de indefinición que el alcalde, Francisco de la Torre, por vez primera ya habla de la necesidad de abrir el foco a "todos" los que participaron en el concurso de ideas.

El mensaje del regidor supone una novedad. En especial porque hasta el momento había acotado su discurso exclusivamente al proyecto de Banderas, subrayando que debía ser éste el que marcase el pliego que debe regir el concurso mediante el que adjudicar la parcela para que un socio privado construya un nuevo edificio a cambio de su explotación cultural y comercial. Durante la celebración del Consejo de Administración de Urbanismo de ayer, al ser interpelado por el PSOE, defendió que el pliego que debe regir esta futura concesión "se debe inspirar en todas las propuestas, aunque especialmente en la ganadora y otras que se hayan quedado muy cerca de la ganadora". Incluso abogó por "analizar qué grupos promotores hay detrás de las 70 propuestas, tiene que estar definido; a todos nos interesa". Ello sin perder la esperanza en que el grupo de Banderas "rectifique, se anime de nuevo y tengamos al menos ese pero que haya más sería bueno".

En este sentido, en una convocatoria posterior al Consejo de Urbanismo, De la Torre abundó en esta última idea, hablando de la necesidad de "mantener y recuperar el interés" de los equipos que concurrieron al concurso de ideas, entre los que "hay una cantera que ver". O al menos de aquellos que, según las valoraciones del jurado, mostraron "más solvencia". "Habría que animarles a la nueva fase", dijo en alusión a la concurrencia competitiva con la que adjudicar el aprovechamiento de esta estratégica parcela. A su juicio, las condiciones de esa futura concurrencia empresarial deben estar marcadas por términos "de objetividad, transparencia, competitividad, animando al máximo de gente", todo ello sin perder la esperanza en que Banderas cambie de opinión. "Tenemos que conseguir que se anime de nuevo", dijo el alcalde de Málaga, reafirmándose en que debe ser justamente la propuesta ganadora la que "debe inspirar el pliego". "Lo lógico es respetarla, si no al cien por cien, en un porcentaje importante", sostuvo.

Uno de los escollos con los que se puede topar el Ayuntamiento en esta amplificación del modelo es que, al menos en el caso de los otros dos proyecros premiados, poco o nada tienen que ver con el de Seguí. A modo de ejemplo, el segundo mejor valorado, con el nombre 'Paulo Picasso sobre un burro', consiste en la construcción de un hotel mientras que el tercer premio, CAVE-A, apuesta por una Casa de la Música (inspirada en el viejo anfiteatro latino que según algunas fuentes se localizó bajo la Plaza de la Merced) con un auditorio para conciertos sinfónicos, salas de ensayo, aulas de formación, cafetería, tiendas, restaurantes y una sala de exposiciones para la Casa Natal de Picasso.

El proyecto firmado por Seguí, con el aval de Banderas y Starlite, contempla una edificabilidad a desarrollar de 9.188 metros cuadrados, de los que más de la mitad, 5.357 metros, tienen destino comercial; otros 1.521 son para espacio cultural, dando forma a un auditorio capaz de albergar a 600 personas, y 761 metros para museo. Esta última parte, previsiblemente reservada a la ampliación de la Casa Natal Pablo Ruiz Picasso). El coste estimado ronda los 14 millones de euros (incluidos impuestos y gastos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios