De la Torre arranca el mandato con ayudas a unas 3.600 familias

  • Destina 2,1 millones a actuaciones sociales como garantizar las tres comidas a los menores en situación de exclusión social durante los meses de verano

El arranque del mandato municipal en la Casona del Parque se impregna de carácter social. Muestra de ello es la apuesta que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acaba de poner sobre la mesa para destinar del orden de 2,1 millones euros para facilitar ayudas a alrededor de 3.600 familias en dificultades económicas. La colaboración será palpable en el alquiler de viviendas, el pago de suministros básicos y la atención alimenticia a menores.

El paso adelante materializado ayer por el equipo de gobierno del PP, tras su aprobación en una Junta de Gobierno Local extraordinaria, forma parte de una importante modificación presupuestaria por valor de 8 millones de euros y en la que, el regidor del PP, da también respuesta a algunos de los compromisos asumidos con Ciudadanos en el acuerdo de investidura, caso del bono de alimentos.

De manera detallada, la citada adecuación presupuestaria, que se nutre de dinero que no se va a gastar en el presente ejercicio e inicialmente reservada, por ejemplo, para el pago de intereses de la deuda o acciones del Instituto Municipal de Vivienda (IMV), incluye la aportación de 600.000 euros a modo de incremento al presupuesto ya existente para prestaciones y ayudas económicas para personas en situación de exclusión social.

Mediante esta iniciativa se dará prioridad a la cobertura de necesidades básicas y de suministros de familias con escasos recursos. Según expuso el alcalde, se quiere dar cobertura a un millar de familias. Al tiempo, se aumentarán prestaciones de emergencia social y de apoyo a la autonomía personal por importe de 387.000 euros.

Los menores de edad en situación de exclusión social merecen atención especial. Para ello, se reservan 250.000 euros que serán aportados a Cáritas Diocesana con la finalidad de que los menores tengan garantizadas las tres comidas diarias durante los meses de verano hasta que se inicie el curso escolar. "Lo que vamos a hacer es que Cáritas pueda adelantar la atención, a través de sus comedores, para una vez esté aprobada esta modificación presupuestaria aportar nosotros el dinero", expuso el regidor. A esta suma se añade otra de 50.000 euros en favor de la asociación Biberódromo.

Otra de las iniciativas en favor de las familias es la creación de los bonos para alimentos, con 100.000 euros. La particularidad de esta vía de acción es que sus potenciales beneficiarios son familias que disponiendo de ingresos por encima de los 8.114 euros estén en una delicada situación económica, una cifra que las excluye de otras ayudas sociales.

Asimismo, De la Torre, que estuvo acompañado en su comparecencia del concejal de Economía y Haciendas, Carlos Conde, y del portavoz del equipo de gobierno del PP, Mario Cortés, informó de que se incorporan 500.000 euros hasta final de año para un plan de alquiler mediante el que cubrir de forma inmediata las necesidades de 400 familias en exclusión social. La idea es que estas familias se mantengan dentro del plan hasta que tengan garantizado el acceso a una renta de trabajo suficiente para la unidad familiar o el acceso a una vivienda del parque público. La intención del alcalde es extrapolar la iniciativa a 2016, lo que podría suponer una carga próxima a los 2 millones de euros.

De otro lado, el Ayuntamiento tiene que hacer frente a un aumento en el coste de la cesión del Cubo. Al canon anual fijado en 361.680 euros tiene que sumarle ahora los 98.000 euros correspondientes al IVA. Con todo, el coste anual para las arcas municipales por tener a su disposición el inmueble, que acoge el Centro Pompidou, es de 459.000 euros. Ello, extrapolado a los 35 años que tiene la concesión, eleva el montante a unos 16 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios