De la Torre 'toca' siete ediles para encajar la salida de Carolina España

  • Aúpa a María del Mar Martín Rojo a Economía y Hacienda · Maldonado se convierte en nuevo portavoz y a Caneda lo compensa con la Primera Tenencia de Alcaldía y Turismo · Recupera el área de Nuevas Tecnologías

Comentarios 1

La marcha de Carolina España, hasta ayer concejal de Economía y Hacienda y Turismo del Ayuntamiento de Málaga, ha sido aprovechada por el alcalde, Francisco de la Torre, para desarrollar una remodelación de su equipo de gobierno mucho más amplia de lo inicialmente previsto. El regidor no se limita a repartir las funciones vacantes tras la despedida de la que ha sido su mano derecha, que recaen en María del Mar Martín Rojo, Diego Maldonado y Damián Caneda, sino que amplifica el efecto de la maniobra hasta alcanzar a dos ediles de distrito, Mario Cortés y Luis Verde, y una directora de área, Esther Molina, que pasa a ser delegada no electa. Este movimiento de piezas permite que Teresa Porras ocupe nuevamente una tenencia de alcaldía.

La partida iniciada el pasado 21 de noviembre, tras confirmarse la elección en las urnas de España como diputada nacional, tiene a Martín Rojo como principal protagonista. La hasta ayer responsable de Promoción Empresarial y Empleo es la elegida por De la Torre para llevar las riendas de la economía y la hacienda local en el peor momento de crisis, añadiendo a estas competencias Promálaga y, por ende, el Palacio de Ferias. Su hueco se suple con el ascenso a la dirección del área de la que era su número dos, Esther Molina, que pasa a formar parte de la Junta de Gobierno en calidad de delegada.

La escasa experiencia política de la nueva responsable económica fue minimizada por el regidor, que justificó el paso adoptado en "su formación y experiencia en temas económicos". "Estoy convencido de que abordará con acierto esos temas", explicó. La edil es licenciada en Ciencias Económicas y diplomada en Turismo, a lo que añade su trayectoria como dirección Financiera y de Proyectos de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Las quinielas elaboradas en los últimos días apuntaban en buena medida a Martín Rojo como sustituta natural de España, al tiempo que elevaban a Diego Maldonado a la Portavocía del gobierno local. Y las especulaciones iniciales quedaron plenamente confirmadas ayer con el anuncio del alcalde, que fortalece aún más la figura de este delegado no electo, excluido de la candidatura popular a las pasadas elecciones municipales y que desde hace medio año controla la Gerencia de Urbanismo y el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV).

La particular condición de Maldonado llevó a De la Torre a solicitar en las últimas jornadas un informe jurídico para eliminar cualquier duda sobre su compatibilidad para convertirse en la nueva voz del PP en la Casona del Parque. "Las cualidades del señor Maldonado están claras", dijo el dirigente municipal al ser preguntado por las razones que le han llevado a decantarse por el delegado de Ordenación del Territorio para asumir esta nueva función. Argumento al que sumó: "Debe conocer la realidad global del Ayuntamiento". El protagonista de la designación dijo recibir la decisión con "normalidad". "Con ilusión y responsabilidad y cierta dosis de exigencia", comentó, al tiempo que recordó cómo anteriormente ya fue portavoz en la Diputación y en el Ayuntamiento de Marbella.

El tercer nombre propio es el de Damián Caneda, que acaba asumiendo un departamento en el que a Deportes y Cultura suma Turismo, convirtiéndose, además, en primer teniente de alcalde, en sustitución de España, lo que le permitirá ser alcalde en funciones cuando De la Torre esté ausente. Aglutinando estas tres secciones en un mismo departamento, el alcalde configura la concejalía que ya parecía tener en mente tras revalidar su mayoría absoluta en mayo pasado y que dejó de lado para satisfacer a España.

"El deporte y la cultura son elementos importantes en el turismo de la ciudad", expuso el regidor, que dijo estar "satisfecho" del trabajo de Caneda y subrayó que deja en sus manos un concejalía "muy atractiva, con capacidad para brillar". Una afirmación compartida por Caneda, que ayer se mostraba entusiasmado con la decisión. "Son las tres áreas que más me gustan", confesaba, al tiempo que destacó la importancia de aunar Cultura y Turismo, "una forma de hacer un producto que se llama Málaga".

Los dos últimos peones del amplio movimiento realizado por el alcalde, Luis Verde y Mario Cortés, aumentan su protagonismo. El primero recibe Juventud, manteniendo el distrito de Puerto de la Torre, mientras el segundo, además de Miraflores, se hace cargo del nuevo departamento de Innovación y Nuevas Tecnologías (a la que se añade la Agencia Municipal de la Energía), con el que De la Torre quiere "potenciar" ambas materias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios