De la Torre afirma que se esforzará" por cambiar la opinión de los vecinos que rechazan el tranvía

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, sigue haciendo gala de un cúmulo de contradicciones cuando del Metro en superficie al entorno del Civil se trata. Ayer, interpelado por la alianza creada entre el PSOE y Ciudadanos para exigir la ejecución de este ramal, el regidor del PP pareció dar un paso atrás en su habitual rechazo a la propuesta. De hecho, aseguró que se "esforzará" para que "se pueda cambiar la posición de los vecinos" que no son partidarios de llevar el Metro a ras de calle. Pero al tiempo que abría esta puerta, se reafirmaba en que lo que debe hacerse es un trazado soterrado. Sobre ello, dejó claro que no está en contra de que el Metro vaya en superficie "donde tiene lógica", añadiendo que en la zona del Civil "hay que hacerlo bajo tierra". En este punto, se refirió a lo ocurrido en Sevilla, donde "se está preocupando la Junta y el Ayuntamiento de ir al Ministerio de Fomento y pedir ayuda para hacer nuevas líneas bajo tierra". "Aquí habrá que hacer algo parecido", expuso. Por ello, invitó a los portavoces municipales del PSOE y Ciudadanos, Daniel Pérez y Juan Cassá, respectivamente, a buscar "una alianza con la Junta para hacer igual que se plantea en Sevilla, para cuando pueda hacerse". Al tiempo, volvió a dejar claro que antes de acometer cualquier nueva intervención, antes la Junta ha de avanzar en la terminación del tramo del suburbano Renfe-Guadalmedina, "que está parada durante años, que crea problemas a la ciudad y al propio metro y cumplir la parte que queda hacia la Alameda". Cabe recordar que pasan ya más de siete meses desde que la Junta de Andalucía cerrase el plazo para la presentación de ofertas sin que por el momento exista una decisión al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios