De la Torre reconoce que no hay empresas interesadas en el funicular a Gibralfaro y deja aparcado el concurso

  • Se muestra convencido de que habrá un acuerdo en Limasa, "no porque sea optimista, sino porque creo en el sentido común de todos"

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha reconocido que por el momento no hay ninguna empresa interesada en el funicular de acceso a Gibralfaro. Aunque hace unos meses se anunció que este proyecto había llamado la atención de una firma nacional perteneciente al mundo del transporte urbano, el regidor ha precisado este jueves que, finalmente, ésta "ha aplazado su interés", por lo que de momento el concurso queda aparcado.

Sobre si, de todos modos, el Ayuntamiento se plantea seguir con la redacción del pliego de condiciones para convocar el concurso público del funicular a Gibralfaro, una de las grandes promesas ofrecidas por el alcalde en la campaña electoral de las pasadas municipales, De la Torre ha insistido en que "mientras no tengamos seguridad de que haya al menos una empresa, lo ideal serían dos, no tiene sentido poner en marcha un concurso que se va a quedar desierto". "Debemos tener la seguridad máxima posible", ha apostillado.

De la Torre ha señalado a los periodistas que "no hay ninguna empresa ahora mismo que diga a mí me interesa hacerlo", asumiendo la inversión necesaria, de unos 20 millones de euros según el anteproyecto realizado por la empresa Typsa, porque, como ha reconocido, "tampoco se ve perspectiva de recuperar el dinero invertido".

Aunque ha afirmado que "se va a ver cómo lo podemos resolver", ha afirmado que en la situación actual "no es una prioridad para la ciudad invertir dinero público ahí". Por ello, ha comentado que se incidirá en "cómo hacer más estudios que convenzan de la sostenibilidad económica del proyecto".

En este punto, el regidor malagueño ha insistido en su defensa de que fuera la inversión privada la que hiciera realidad este proyecto, gestionando posteriormente la explotación y que con los usuarios pudiera recuperar el dinero, aunque, según ha precisado, con "una tarifa no disuasoria, que fuera relativamente baja".

Limasa

En cuanto a los desacuerdos que mantienen los trabajadores de la empresa mixta de limpieza Limasa y los socios privados por los recortes económicos, que han llevado a los empleados a fijar movilizaciones en señal de protesta, De la Torre ha reiterado su convencimiento de que este asunto tendrá un final feliz.

"No es porque sea optimista, sino porque creo en el sentido común de todos, trabajadores por un lado y socios privados de Limasa por otro", ha manifestado el primer edil, quien ha asegurado que, en la reunión mantenida por la concejala de Medio Ambiente, Ana Navarro, con la dirección de la empresa, ésta no rechazó la posibilidad de asumir también un esfuerzo.

Al respecto, ha dicho que se le ha planteado a la parte privada de Limasa "esa solidaridad en el esfuerzo" y espera que haya "una respuesta positiva", al igual que por parte de los empleados, de los que ha aseverado que su nivel salarial "está por encima del promedio de los trabajadores malagueños en general y del sector de limpieza en concreto, con una diferencia significativa".

En definitiva, ha agregado De la Torre, el objetivo es "defender el interés de los ciudadanos", porque "si no hay ese esfuerzo compartido --socios privados y trabajadores--, Limasa le cuesta más a la ciudad y eso repercute en lo que los ciudadanos tienen que aportar al Ayuntamiento".

La cuestión, a su juicio, es plantear "en un momento de crisis económica algo tan sensato como que ambas partes hagan ese esfuerzo, para que no tengan que hacerlo los que son los más débiles de todos, es decir, los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios