De la Torre vuelve a salir al mercado para comprar viviendas baratas

  • Destinará 750.000 euros a pocos meses de las elecciones, un 50% más que la cifra del primer plan, en el que adquirió 17 pisos

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aumenta en un 50% la partida destinada a la compra de viviendas libres baratas, que serán destinadas a familias en situación de riesgo social. Esta iniciativa, que tuvo una primera etapa a principios del año pasado dotada de 500.000 euros, volverá a ponerse en marcha la semana próxima con un montante de 750.000 euros, según informaron ayer desde el Ayuntamiento. Será el Consejo Rector del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) el que dé luz verde a esta experiencia, que en fase original trajo consigo la adquisición, mediante licitación pública, de 17 pisos.

El órgano municipal aprobará las bases de esta nueva convocatoria, según las cuales las casas susceptibles de acogerse a esta línea de compra han de disponer de al menos dos dormitorios, cocina, baño y salón, deben ser accesibles, tener en buen estado de conservación las zonas comunes del edificio. La normativa que regirá el concurso sí autoriza que se trata de inmuebles de segunda mano o de nueva construcción; sin embargo, no pueden tener una antigüedad superior a los 50 años ni tener un valor de enajenación de más de 60.000 euros. Cabe recordar que con el plan inicial el límite económico era de 50.000 euros. Los pisos que finalmente sean comprados mediante este programa serán destinados a familias en riesgo de exclusión social, a las que se ofrecerán en régimen de alquiler social, con mensualidades de entre 150 y 200 euros.

Además de estos procedimientos abiertos, el Ayuntamiento ya se hizo el pasado mes de octubre con seis viviendas situadas en la urbanización El Fuerte, en la capital, que eran propiedad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). La operación trajo consigo un gasto por parte del Consistorio de 243.400 euros.

De otro lado, el consejo rector tiene previsto aprobar el convenio con la Agrupación de Cofradías de Málaga para llevar a cabo la rehabilitación de la cubierta de la Iglesia de San Julián con una inversión de 126.971 euros. Este edificio está calificado en el Plan Especial de Reforma Interior (Peri) del Centro con protección arquitectónica integral.

Asimismo, el órgano municipal tiene previsto en su orden del día dar respuesta a dos familias que ocupan viviendas protegidas con problemas de accesibilidad. Por ello, a través del plan Permuta, se cede el uso de esos inmuebles al IMV a cambio de recibir dos pisos en la zona de Soliva que sí disponen de mejoras de accesibilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios