De la Torre negocia 'in extremis' antes de que se fijen los servicios mínimos

  • Los responsables municipales plantearán hoy a primera hora las propuestas de los socios privados al comité de empresa de Limasa antes de la reunión con la Junta

Comentarios 1

In extremis. Es como el Ayuntamiento de Málaga pretende evitar a toda costa la huelga indefinida convocada a partir del próximo lunes por los trabajadores de la empresa de limpieza mixta Limasa ante los recortes salariales aplicados este año. Con una serie de propuestas sobre la mesa, planteadas ayer por los socios privados, los responsables municipales se reunirán hoy a primera hora con el comité de empresa para tratar de alcanzar un acuerdo antes del encuentro previsto a mediodía con la Junta de Andalucía para fijar los servicios mínimos en la limpieza y recogida de la basura de la ciudad en el caso de que se lleve a cabo el anunciado paro a partir de la semana que viene.

El comité de empresa de la sociedad mixta, de la que el Ayuntamiento posee el 49%, mientras que el 51% restante está en manos de FCC, Urbaser y Sando, tendrá que decidir en apenas unas horas si está o no de acuerdo con lo que les ofrece la otra parte como compensación a la congelación del sueldo que se aplicará este año, a pesar de estar pactada una subida del 2% en el convenio firmado hace dos años.

Según pudo saber este periódico, los socios privados plantearon ayer por la tarde al Consistorio malagueño su postura con respecto a las exigencias de los trabajadores, que sustentan su indignación en que les quieren recortar los sueldos a pesar de que la empresa sigue obteniendo beneficios económicos, incluyendo unos cinco millones que deberá aportar el Ayuntamiento de la capital el mes que viene.

No trascendió ninguna de las medidas acordadas ayer entre ambas partes, pero lo que sí parece claro es que a los responsables municipales les espera hoy una jornada maratoniana para tratar de acercar posturas. A la reunión que mantendrán a las 7:30 de la mañana con el comité de empresa le seguirá otra con los socios privados para comunicarles la decisión de los trabajadores. En caso de que las diferencias se mantengan, el Ayuntamiento y el comité de empresa no tendrán más remedio que fijar los servicios mínimos como exige la legislación de cara a una probable huelga.

Aunque aún quedará otra posibilidad de frenar el paro del servicio de limpieza porque mañana las tres partes también están convocadas para negociar el asunto en última instancia en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) de la Consejería de Empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios