De la Torre duda de que el proyecto de campus de excelencia fuera el mejor

  • El alcalde cree que apostar por tecnología y vanguardia hubiera sido "más impactante" para conseguir este fin al que aún "no se puede renunciar"

Citado en la Facultad de Ciencias de la Comunicación frente a unos trescientos estudiantes dispuestos a preguntar en una actividad más de la Semana Europea de la Democracia Local. Era difícil que el alcalde de Málaga se escapase de ciertas cuestiones que afectan directamente a la comunidad universitaria, desde la falta de residencias, al paso del metro por el campus, los carriles bici o el botellón. También preguntaron por el reciente varapalo recibido por la UMA, a la que rechazaron su proyecto del campus de excelencia internacional. De la Torre confesó que le "sorprendió" la noticia y añadió que "no sé si el proyecto, relativo al turismo y a la agricultura, era el más brillante que podía presentar la Universidad".

Consideró ayer el alcalde ante un concurrido auditorio que "a lo mejor un planteamiento basado en tecnología y vanguardia", donde Málaga tiene mucho que decir con el PTA, hubiera sido "más impactante" para conseguir este fin por el que la rectora lleva años peleando. Pero no quiso clamar al desánimo y aseguró que "por no haberlo conseguido, no debemos renunciar a ello". Según el alcalde, la investigación y la educación en Málaga tienen un nivel de excelencia extraordinario y "los alumnos tenéis que ser auto exigentes al máximo".

El debate con los futuros comunicadores de la ciudad dio para repasar algunos de los asuntos pendientes en la ciudad. Le preguntaron al alcalde por el retraso en la entrega de las viviendas protegidas de Soliva y De la Torre contestó que "los concursos se adjudican a los que más puntos tienen según el pliego de condiciones" y que si algunas empresas, debido a la crisis, han entrado en quiebra es algo que puede pasar. "Soliva es la promoción pública más importante que se ha hecho en la ciudad en muchos años y hay muchas viviendas que se van a entregar en seguida", aunque subrayó que se ha tenido que tirar de la lista de espera porque muchas familias no pueden hacer en estos momentos hacer frente a una hipoteca.

El posible desalojo de La Casa Invisible fue un tema recurrente y De la Torre volvió a subrayar que el colectivo ocupó un inmueble "adquirido por dos millones de euros con el dinero de los malagueños" y que no se puede "privatizar a favor de un colectivo determinado" algo que pertenece a la ciudad. No obstante, indicó que se dará un nuevo plazo de un año, prorrogable incluso a otro, para que se resuelva la situación.

De la Torre, que pidió "un papel más activo de los medios en el desarrollo de la autonomía local", también comentó sobre la trama Gürtel que "los políticos deben trabajar por los ciudadanos". "Quienes van a la política tienen que ir para servir a los ciudadanos y para trabajar por el bien común y el interés general y no por el propio ni para ayudar a sus amigos ni a ellos mismos, sino con un planteamiento objetivo y claro", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios