De la Torre quiere llevar el modelo del soho al entorno de Tabacalera

  • Un grupo de técnicos municipales ya trabaja en la elaboración de un documento de avance con propuestas para mejorar la zona

Comentarios 3

Un equipo multidisciplinar integrado, entre otros, por técnicos del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (Omau), de la Gerencia de Urbanismo y de la Agencia de la Energía acaban de iniciar un trabajo que tiene por objeto trazar un modelo de intervención urbanística en los barrios localizados alrededor de Tabacalera semejante al que hace años de inició en el caso del soho. Salvando las distancias propias de la idiosincrasia de ambos espacios, la filosofía con la que los departamentos municipales han arrancado la tarea tiene muchas similitudes a lo realizado en el ahora bautizado como barrio de las artes.

"El objetivo que tenemos encomendado es el de dar valor a toda la zona que hay alrededor de Tabacalera; en la misma medida en que se hizo con el soho", explica el responsable del Omau, Pedro Marín Cots, quien no duda en destacar la complejidad de este entorno urbano. "Una de las finalidades es crear una nueva centralidad de ciudad en este punto, como también se puede plantear en la zona de la antigua prisión provincial de Cruz de Humilladero.

En el caso de las antiguas instalaciones fabriles, ocupadas en la actualidad por parte de las dependencias administrativas del propio Ayuntamiento, toma especial protagonismo los usos culturales con los que se quiere cerrar su ocupación. Al museo del automóvil abierto desde hace varios años se sumará a lo largo del mes de marzo el Museo Estatal Ruso de San Petersburgo. Ello, según los datos municipales, debe suponer un acicate a la llegada de turistas y visitantes a un entorno situado al oeste de la capital.

"Hay que buscar el modo de que la gente vaya más a esa zona, que aporten un valor añadido al entorno", insiste Marín Cots, que pone el acento, por ejemplo, en la existencia de espacios de restauración y comerciales "interesantes" en el barrio de Huelin, y subraya el atractivo que puede tener la arquitectura autárquica de las urbanizaciones de este espacio más directo. Estas líneas iniciales de estudio vienen a dar respuesta al compromiso asumido por el alcalde, Francisco de la Torre, en el último Debate sobre el Estado de la Ciudad, en el que de manera muy somera dejó caer su interés por impulsar un plan especial de actuación en Carretera de Cádiz aprovechando el nuevo foco atractor del museo ruso en Tabacalera.

El reto, como señala el responsable del Omau, es ver el modo en que desde el punto de vista urbanístico "logramos entroncar esa isla que es Tabacalera, que está rodeada de grandes vías de paso; cómo logramos dulcificar esa situación, hacer más amables los recorridos". En este sentido, una de las líneas de acción pasa por encontrar una fórmula que mejore la accesibilidad desde el paseo marítimo, actualmente separado de Tabacalera por sendas calzadas de dos carriles de tráfico por sentido, a las que sumar otras dos vías de servicio. Con todo ello, los impulsores de la iniciativa confían en tener una especie de documento de avance en un par de meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios