De la Torre relega a Jiménez y premia a Porras, que pone al frente de Limasa

  • Amplia crisis de gobierno del PP en el último año del mandato

  • Del Río recibe Medio Ambiente; Pérez de Siles, Promoción Empresarial

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, encara el último año de mandato con un inesperado y profundo movimiento de piezas en su equipo de gobierno. En contra de lo que él mismo vaticinó, aprovecha la salida de Julio Andrade y el nombramiento de José del Río como nuevo edil para agitar el Ejecutivo. Los cambios tienen a Raúl Jiménez y Teresa Porras como protagonistas. El primero es degradado al serle retirada la gestión de Limasa y de Medio Ambiente; la segunda es reforzada al asumir Limasa y Limposam.

Frente a la recuperación de la figura de Porras, que en los últimos años había perdido protagonismo dentro de la estructura ejecutiva, De la Torre destina a Jiménez a Derechos Sociales, cartera que tenía Andrade. La otra función del ya ex edil, Turismo, pasa a María del Mar Martín Rojo, quien pierde las funciones en una de las áreas más cuestionadas en los últimos años, Promoción Empresarial, responsable, entre otras labores, de la ocupación de vía pública. Un reflejo del valor de la medida es que se adopta cuando aún no ha sido aprobada la nueva ordenanza para regular las terrazas, cuya redacción arrancó hace años. El texto, lejos de aunar las voluntades de hosteleros y vecinos, es contestado por ambos. La culminación del proceso queda ahora en manos de Elisa Pérez de Siles, a la que De la Torre mantiene en Juventud y Deportes y en el distrito Bailén-Miraflores. José del Río, que ayer tomó posesión del acta de Andrade, asume Medio Ambiente (Parcemasa, Emasa...) y se hace cargo de Ciudad Jardín.

No me lo esperaba; hasta hace unos días hablábamos de proyectos de futuro"

La pérdida de peso de Jiménez en el organigrama puede tener una clara relación con las discrepancias que, fundamentalmente en el tema de Limasa, venía manteniendo con el alcalde. En pleno debate sobre el nuevo modelo de la empresa, el concejal llegó a afirmar de manera contundente que si se apostaba por la municipalización, vía que defendía el regidor, dejaría la concejalía. No ha hecho falta llegar a ese punto.

De la Torre lo retira en un momento clave para el impulso definitivo del nuevo modelo pactado con Ciudadanos, que incluye la privatización de la limpieza viaria y la municipalización de la recogida de basuras. Todo ello, en cualquier caso, sigue pendiente del impulso definitivo. El alcalde apuesta por Porras para gestionar el servicio justo en la antesala a la cita con las urnas, en las que volverá a optar a la reelección. Preguntada ayer por su designación, Porras marcó su premisa: "voy a contar con todo el mundo, de abajo a arriba". Y ello empieza por la plantilla. Se da la circunstancia, según comentaba, que conoce al presidente del Comité de Empresa, Manuel Belmonte, desde hace 18 años, cuando ambos estaban al frente de sendos colectivos vecinales.

Lejos de asumir la idea de castigo, el regidor ensalzó "el magnífico trabajo" de Jiménez. "Deja el nivel en materia de Medio Ambiente mejor de lo que estaba antes; la ciudad está más limpia que antes, queremos que esté más aún en el futuro y así será", remarcó. De hecho, relacionó su designación en Derechos Sociales con su "gran sensibilidad y cercanía" y el peso que estas políticas tienen en el distrito de Carretera de Cádiz. Justificó la elección de Porras en Limasa en el objetivo de que Operativos, Playas y Limasa "funcionen de una manera muy coordinada".

La decisión pilló ayer por sorpresa al ya ex concejal de Medio Ambiente. "No me lo esperaba, hasta hace dos días hablábamos de proyectos futuros", comentaba a este periódico. "¿Castigo?, no; lo que me dice es que en Derechos Sociales necesita un perfil social y que el que tiene un perfil más social soy yo; me da cosilla porque tenía proyectos pendientes, algunos sin terminar", añadió

Algunas fuentes sumaron una visión electoral a las medidas adoptadas. En concreto, al designar a concejales que, por sus nuevas responsabilidades, tendrán una mayor dedicación a los grandes distritos. A modo de ejemplo, mencionaron el caso de Carlos Conde, que pasa a controlar la zona Este, clave en el crecimiento de Ciudadanos en los últimos años. "Una vez haya aprobado el presupuesto y las Inversiones Financieramente Sostenibles, puede dedicarse a El Palo", dijeron. En el caso de Jiménez señalaron que al ser descargado de funciones estará más pendiente de Carretera de Cádiz, el mayor granero de votos. La lectura con Porras es que se opta por alguien con "mano dura". "Lo había estado pidiendo a gritos", añadieron otras fuentes.

La interpretación difiere en la oposición. El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, habló de "ajuste de cuentas al relegar a los concejales afines a Bendodo como Mario Cortés o Raúl Jiménez para premiar a otros leales a él como Teresa Porras". Y Eduardo Zorrilla, de Málaga para la Gente, señaló se constata "una crisis de gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios