Málaga

Trabajadoras de Primor persiguen a un ladrón y logran que sea detenido

  • Corrieron tras él por el centro alertando a los viandantes hasta que la Policía lo arrestó

  • El hombre sustrajo un perfume de unos 60 euros

Los policías, en la tienda, preguntando a las trabajadoras. Los policías, en la tienda, preguntando a las trabajadoras.

Los policías, en la tienda, preguntando a las trabajadoras.

Tienda de Primor de calle Nueva y Marín García. Ayer, a las 15:00. Las empleadas se percatan de que un hombre está robando un perfume tras haberle quitado la alarma. Él sale del establecimiento y ellas por detrás. Intentan que no escape y que deje lo sustraído. Son varias y se encaran con el ladrón. Él empieza a dar manotazos y huye por Marín García.

Un agente de Policía con el detenido. Un agente de Policía con el detenido.

Un agente de Policía con el detenido.

Las trabajadoras corren tras él y alertan a los viandantes, que también intentan impedir su huida. El ladrón reparte patadas para zafarse de todo aquel que trata de retenerle. La mayoría de las empleadas desisten. Pero Maribel, una de las trabajadoras, continúa persiguiéndole. Mientras, otras compañeras y los transeúntes llaman por teléfono a la Policía Local. Cuando llega a Alarcón Luján, dos agentes municipales que patrullan por el centro lo interceptan y lo detienen. Apenas han pasado unos minutos de los hechos. Maribel y sus demás compañeras vuelven al trabajo alterado por el incidente. “No tuve miedo. La verdad es que ni lo pensé”, manifiesta la empleada.

Al instante se personan en la tienda dos policías locales para conocer detalles del robo. Por el valor de lo sustraído –un perfume de unos 60 euros que el ladrón tiró o perdió en la huida– es un delito menor. Las empleadas comentan que los robos en el establecimiento son frecuentes, aunque aclaran que no es habitual un incidente como el de ayer. La Policía Local se lleva al detenido y la tienda, poco a poco, recupera su normalidad.  

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios