Las 'Trampas' de Vanesa Martín

  • l Teatro Vicente Espinel de Ronda, Avda. del Tajo. A las 21:00. 16 euros.

entrevista

La joven cantante malagueña Vanesa Martín iniciará hoy en Ronda la gira de su segundo trabajo, Trampas, con una actuación en el teatro municipal Vicente Espinel (21:00). Tras esta actuación seguirá su recorrido por ciudades como San Roque, Tenerife, Badajoz, Málaga, Murcia y Valencia.

-Actúa en Ronda, ¿está ilusionada por cantar en la ciudad del Tajo?

-Sí, la verdad es que he estado en Ronda varias veces. Ahora empiezo una gira por teatros y estoy muy contenta porque el primer concierto de la gira y de 2010 sea en Ronda. Es una gira que me ilusiona bastante porque la magia que se crea en un teatro siempre es especial. Y además del de Ronda me han hablado maravillas.

-¿Qué podemos encontrar en este nuevo disco, Trampas?

-El disco tiene 13 temas, con la letra y la música compuestas por mí, y en ellas cuento historias cotidianas, cosas que nos pasan en el día a día. Creo que todos vamos pasando por lo mismo, y puede ser que por la verdad con que cuento las historias y por lo cercano de éstas, la gente se siente identificada, y por eso vienen personas muy distintas a los conciertos diciéndome que he contado algo muy parecido a su historia.

-Han pasado tres años desde su anterior disco. ¿Ha sido muy costosa la preparación de éste?

-Bueno, el disco se ha grabado en siete meses, lo que pasa es que durante los dos primeros años estuve trabajando con mi primer álbum, Agua. Estuve haciendo la promoción correspondiente y los conciertos, y después empezamos a buscar productor. Nos metimos en estudio en noviembre de 2008 para grabar el disco y ya para abril o mayo de 2009 estaba terminado.

-¿Diría que lo que más le distingue es la fusión?

-Yo creo que es una de las cosas que me distingue, porque escucho música muy variada. Y eso a la hora de meterte en el estudio y arreglar las canciones, a meterle instrumentos y demás, los ritmos y las melodías van surgiendo sin pensarlo y es precisamente por eso, por la variedad de música que escucho.

-¿Por qué el título de Trampas?

-Porque lo que quiero es que la gente se quede atrapada en cada una de la canciones.

-¿Y cada una habla de algo que ha vivido?

-Hay algunas que he vivido en primera persona y otras que no, que están inspiradas en libros, en películas o en historias muy cercanas que me han removido por dentro.

-¿Qué queda de esa cantautora que llegó a Madrid hace siete años con canciones bajo el brazo, ilusión y poco más?

-Queda todo, porque yo soy la misma. No ha cambiado nada, lo único es que aquella que llegó a Madrid con una guitarra, mucha ilusión, muchos sueños y ningún conocido, ahora tiene dos discos en la calle y empieza una gira, es decir, que tengo un proyecto por delante.

-Usted es conocida, además de por sus canciones, porque muchos artistas cantan sus temas. Supongo que eso es una satisfacción, ¿no?

-Sí, es una maravilla porque los que ahora cantan mis temas son gente que yo siempre he admirado, y cuando admiras a alguien y de pronto canta un tema tuyo, que lo compusiste en tu intimidad, te emociona mucho. Por ejemplo, Pastora Soler hace los temas totalmente suyos y parece que los hubiera escrito ella.

-¿Cómo definiría el espectáculo que va a ofrecerle al público?

-Yo diría que es muy dinámico. Se trata de llevar el disco en directo y también hay una parte acústica en la que me quedo sola a una o dos guitarras para seguir mostrando un poco las esencias de cómo nacen las canciones en un principio. El repertorio creo que es bastante positivo, porque aunque hay canciones más crudas, siempre hay un fondo de optimismo y de fuerza para todo el que está pasando por un mal momento personal.

-Se dice que es un mal momento para los cantautores, pero las mujeres se han abierto un hueco importante y ahora pisan fuerte...

-Yo no creo que sea un mal momento para los cantautores, sino para la música en sí. Sí estamos pasando una crisis mundial y a la música evidentemente también le tenía que tocar, y desgraciadamente la música y la cultura siempre se llevan la peor parte cuando hay que recortar. Pero bueno, ahora mismo es verdad que hay un grupo importante de mujeres y ojalá que siga así. Pero no sólo las mujeres, sino también los hombres y los grupos que tengan que salir, que tengamos nuestro hueco, que la gente siga viniendo a oír música en directo, que es lo más importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios