UGT denuncia que la cárcel de Alhaurín tiene la menor relación entre funcionarios e internos

  • El sindicato critica la "masificación y el hacinamiento" que sufre la prisión provincial

La prisión provincial de Alhaurín de la Torre tiene la relación funcionario/interno más baja de toda España, según denunció ayer el sindicato UGT, que criticó la masificación y hacinamiento que hay en el centro penitenciario.

El responsable del sector de Administración General del Estado de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT Málaga, Germán García, señaló en un comunicado que la cárcel de Alhaurín de la Torre fue concebida para 900 reclusos y en la actualidad alberga casi 1.500. Según García, la escasez de personal permite que se contravengan "en no pocas ocasiones" las instrucciones de Instituciones Penitenciarias, de forma que es frecuente que sólo dos funcionarios presten sus tareas en módulos de 140 internos, cuando deben ser un mínimo de tres para garantizar la seguridad ante algún altercado, explicó.

El dirigente sindical indicó que la relación funcionario/interno de esta cárcel es la más baja de España y que se da también en los departamentos encargados de tramitar permisos, alimentación y comunicaciones, entre otros. Además de la incidencia que tiene la falta de personal en el funcionamiento de la cárcel, UGT calificó de "deficientes, viejas e insuficientes" las instalaciones.

Una situación similar se da, según el sindicato, en el Centro de Inserción Social (CIS) Evaristo Martín Nieto de Málaga, que es el segundo más masificado de España después del centro Victoria Kent de Madrid. Mientras que los CIS de provincias limítrofes albergan una media de 150 a 200 internos, el de la provincia de Málaga tiene casi 500, señaló García, quien considera "sencillamente inasumible la carga de trabajo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios