Movilización feminista sin precedentes

El feminismo desborda la calle

  • Miles de mujeres en Málaga secundan la jornada de huelga, las protestas y concentraciones por la igualdad

  • La Policía desalojó a un grupo que tomó la tribuna de la Plaza de la Constitución

Josefina participó ayer a sus 65 años en la primera huelga feminista convocada en España. Llegó con su hija y su nieta emocionada a los aledaños de la Plaza de la Constitución, uno de los puntos de la ciudad donde ayer a mediodía se congregaron miles de personas -3.000 según la Subdelegación del Gobierno-, en su gran mayoría mujeres y de todas las edades, para denunciar la discriminación laboral, la brecha salarial y la violencia machista bajo el lema 'Si nosotras paramos, se para el mundo'. La concentración en este punto de la ciudad desbordó todas las previsiones y llenó parte de la calle Larios y de otras vías colindantes. "Las mujeres estamos que nos salimos", aseguraba Nuria Jiménez, de uno de los sindicatos convocantes, a la altura de la tribuna instalada en la plaza para el paso de las procesiones y que poco antes había sido tomada por unas 300 mujeres, finalmente desalojadas por la Policía Local, alegando motivos de seguridad. La marcha, que iba a ser una concentración en este punto, y que discurrió en un ambiente de euforia y denuncia a un tiempo, inició su recorrido por la calle Larios hasta que un grupo de jóvenes interrumpió el tráfico con una sentada en la Plaza de la Marina.

La incidencia de los paros de dos horas convocados en los centros de trabajo o la huelga a la que se sumaron muchas mujeres fue lo de menos en lo que a números se refiere. Pararon estudiantes, profesores, sanitarios o trabajadores de la Ciudad de la Justicia, algunas mujeres colgaron delantales de las ventanas en señal de solidaridad y un nutrido grupo de personas se concentró a las puertas del Hospital Materno y del Parque Tecnológico, un punto donde no son habituales las protestas laborales. Ni las centrales sindicales ni los convocantes se atrevieron a anticipar datos del seguimiento. "Esto ha sido un éxito total, total, total", señaló al término de la protesta Carmen Sansegundo, miembro del colectivo 'Feministas en Acción', integrado en la plataforma convocante de la huelga. "Hoy no se limpian ni las cucharillas del café", aseguró recordando que la huelga lo era también de consumo y de cuidados, dos funciones ejercidas tradicionalmente por mujeres. "Lo que más me alegra es ver a tantas mujeres jóvenes, pero también mayores", dijo para señalar que este 8 de Marzo marcará un punto de inflexión en una "sociedad predispuesta" donde la conciencia de la desigualdad ha superado ya al movimiento feminista. "El nacimiento de esa sonoridad y solidaridad empieza ahora y eso es muy chulo. Las mujeres estamos que nos salimos", señaló Jiménez.

Mujeres toman la tribuna de la Plaza de la Constitución durante la concentración. Mujeres toman la tribuna de la Plaza de la Constitución durante la concentración.

Mujeres toman la tribuna de la Plaza de la Constitución durante la concentración. / Javier Albiñana

Las dos mujeres están en el movimiento feminista y salen a la calle todos los años. Otras como Dolores, de 56 años, se estrenaron ayer en el movimiento feminista y aunque lejos de las pancartas y el griterío de la plaza, se mostró segura de que "hay que apoyar la lucha, de tanta injusticia que hay con la mujer". Un grupo de jóvenes veinteañeras se hizo un selfie mostrando sus labios pintados de violeta mientras disfruta de la protesta, hombres con carritos de bebé esperaron en los aledaños de la concentración de la Plaza de la Constitución a que las mujeres terminaran la protesta. Las periodistas de Málaga leyeron un manifiesto contra el machismo en el sector y los trabajadores de Canal Málaga RTV decidieron donar el dinero de los paros a la asociación Deméter por la Igualdad.

Concentración en la Ciudad de la Justicia. Concentración en la Ciudad de la Justicia.

Concentración en la Ciudad de la Justicia.

Las estudiantes fueron las protagonistas del griterío, con llamadas a la insumisión o la denuncia del machismo. "Sofía, de 15 años, fue rotunda: "Las mujeres estamos muy oprimidas y tenemos que esforzarnos y conseguir nuestros derechos y acabar con este patriarcado de mierda". Su amiga Estrella, más comedida, insistió en que resaltó la existencia de "una desigualdad notable, y hace falta que salgamos".

Pasillos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación Pasillos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación

Pasillos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación

Las protestas se multiplicaron en otros puntos de la provincia como en Antequera, donde se concentraron unas 600 personas. También hubo ante los ayuntamientos de Marbella, Torremolinos, Vélez o Nerja y el la capital, donde el alcalde del PP, Francisco de la Torre, emplazó a los hombres a "pensar en la corresponsabilidad en el trabajo doméstico y familiar". La secretaria de Mujer de CCOO de Málaga, Sarai Pineda, coincidió con que en esta huelga "estamos haciendo historia" y que las mujeres están demostrando que "si ellas paran, se para el mundo" y por eso calificó la jornada de ayer como "un éxito" . En la Universidad también hubo actos reivindicativos, además de los paros de estudiantes y profesores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios