La UMA pone una pica en Seúl

  • El programa Corea-Universidad de Málaga promueve el intercambio de un centenar de alumnos, seis grupos de investigación abordan proyectos en conjunto y la UMA empieza a formar a diplomáticos coreanos.

Cincuenta alumnos de la UMA estudian en universidades coreanas y otro medio centenar de asiáticos lo hacen en Málaga. Un diplomático del Gobierno de Seúl amplía su formación en la universidad malagueña. Seis grupos científicos de las universidades de Incheon y Málaga acaban de firmar un acuerdo para investigar juntos en los campos de las TIC y la biotecnología. Tres empresas coreanas buscan aliados en el Parque Tecnológico y la escritora Eun Hee-Kyung, reverenciada en su país donde llega a vender un millón de ejemplares, ha terminado su último manuscrito en Málaga.

Todo esto es el resultado de una casualidad: el voluntariado que el antropólogo social Antonio Doménech realizó en 1992 en Corea del Sur. Lo que debería haber sido una simple experiencia se enredó. Doménech estudió, trabajó y vivió 11 años en Corea. Al regresar a la Universidad de Málaga acudió junto al historiador Fernando Wulff y la filósofa Rosa Fernández al entonces vicerrector de Investigación y ahora de Coordinación, José Ángel Narváez, para pedirle apoyo para los trabajos relacionados con Asia que realizaban. "Estaba convencido del potencial de Corea y de la oportunidad que significa ser pioneros y hay que reconoce que el vicerrector también lo vio", recuerda ahora Antonio Doménech, director del programa Corea-Universidad de Málaga.

Esta vía de internacionalización de la UMA, integrada en el campus de excelencia Andalucía Tech, ha sido sobre todo rápida. En cuatro años se ha desplegado un plan de acción, respaldado por el Gobierno coreano y su embajada en España, que comprende tanto lo académico, como lo cultural y  económico. En 2008 se organizó en la UMA la primera edición del concurso de literatura coreana, desde hace dos años se celebra una semana cultural coreana en Málaga, la UMA tiene firmados acuerdos con nueve universidades de aquel país, ha abierto en Incheon una oficina y alberga otra de Incheon en el Campus de Teatinos, el acuerdo de colaboración entre investigadores se firmó hace sólo una semana, a finales de año la Biblioteca Nacional de Corea entregó a la institución malagueña 2.500 libros que forman parte de un programa de donación de 5.000 ejemplares referidos a  ese país que se realizará hasta 2015 y el intercambio entre alumnos se ha multiplicado por ocho en tres años.

La UMA envió por primera vez estudiantes a Corea del Sur en el curso 2009/2010. Entonces apenas participaron media docena. Este año han sido más de 50. Para optar a estas becas, que incluyen matrícula gratis y ayudas para afrontar los gastos de la estancia y el viaje, se valora el conocimiento de coreano pero también el inglés, idioma de uso habitual en las aulas universitarias coreanas. El interés académico de la UMA por todo lo que tiene que ver con este país ha cristalizado en la creación de un grado en Estudios de Asia Oriental, que forma parte de la oferta de Andalucía Tech. Se imparte en Málaga con especialización en Corea y en Sevilla orientado hacia China. En el diseño curricular de este título que ha comenzado a impartirse este curso se contemplan estancias de un año en alguna universidad coreana.

También hay planes para organizar estancias académicas de docentes e investigadores y el Ministerio de Asuntos Exteriores de aquel país ha comenzado a enviar a la UMA sus primeros diplomáticos especializados en el área Latinoamericana para que amplíen su formación. En este momento, un miembro de la diplomacia de Seúl realiza una estancia de dos años en Málaga. La intención de la universidad es crear un programa formativo específico para este colectivo. Sin embargo, el programa Corea-Universidad de Málaga no se circunscribe a lo meramente académico. Los acuerdos específicos con la universidad de Incheon, tercera urbe del país con cerca de 3 millones de habitantes, se abrieron también a las cámaras de comercio de ambas ciudades, así como al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y al Songdo Technopark. A partir de ahí tres empresas coreanas se han reunido con firmas del PTA y con investigadores y para la próxima primavera se está preparando una misión comercial a esta zona de Asia oriental.

En el apartado cultural, además de la Semana de Corea en la que se abordan desde los aspectos políticos, culturales y literarios hasta el cine e, incluso, la cocina,  se están dando los primeros pasos para el hermanamiento de Incheon y Málaga. Además, la Universidad, junto a la fundación Picasso, tratan de organizar una exposición del pintor malagueño en los principales museos de Corea del Sur. Para Antonio Doménech este es un proyecto de envergadura para situar Málaga en el imaginario de esta sociedad asiática. "Conocen España, pero sólo Madrid y Barcelona. Es muy importante que Málaga cobre por sí misma identidad y nos parece una buena manera presentarla como la ciudad natal de Picasso". Si el proyecto cuaja sería la primera exposición de Picasso que se realiza en la península coreana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios