La UMA cerrará al tráfico el campus de Teatinos cuando funcione el Metro

  • Junta y UMA acuerdan la cesión del suelo afectado por el trazado del suburbano· Los trabajos constructivos del tramo en superficie comenzarán antes de verano

La Universidad de Málaga quiere aprovechar la futura puesta en funcionamiento del Metro, cuyas obras podrían iniciarse antes de verano en la zona de Teatinos, para revolucionar definitivamente el modelo de movilidad en el campus. La intención expresada ayer por la rectora, Adelaida de la Calle, pasa por cerrar al tránsito de vehículos privados toda la zona interior del actual recinto, extendiendo a estas instalaciones la medida que ya se ha previsto aplicar en los espacios de ampliación. Con ello, sólo se permitiría la circulación por el anillo interior del transporte público, mientras que cualquier otro tipo de circulación quedaría limitada a la periferia.

Aunque este avance sólo será posible en el momento en que los trenes del suburbano circulen por el Bulevar Louis Pasteur. Para adelantar en lo posible este objetivo, De la Calle y Serrano firmaron ayer un acuerdo que permite desbloquear el último paso antes de contratar los trabajos constructivos y de iniciar las tareas, que están previstas para antes de verano.

El convenio suscrito por ambas partes implica la puesta a disposición de la Administración autonómica de los suelos del campus universitario por los que transitará el suburbano, al tiempo que la Consejería de Obras Públicas asumirá la ejecución de ciertas actuaciones a favor de la institución académica.

En concreto, las intervenciones que costeará la Junta supondrán una inversión cercana a los 4 millones de euros. Entre ellas se incluyen la construcción de un paso elevado sobre la Avenida Jenofonte, presupuestado en unos 1,5 millones de euros; la demolición y restitución de las instalaciones deportivas situadas a la altura del aparcamiento del Hospital Clínico, afectadas por el trazado del Metro, y el soterramiento de la subestación eléctrica adyacente a la parada de El Cónsul.

Todas estas obras formarán parte del proyecto constructivo del ramal en superficie, que tiene poco más de tres kilómetros (Avenida Manuel Domínguez-Los Asperones) que será adjudicado en unas semanas y al que optan 24 empresas. Este tramo incluye cinco paradas: Universidad, junto a la Facultad de Medicina; Hospital Clínico, delante del aparcamiento del centro médico; El Cónsul, en la futura prolongación del Bulevar Louis Pasteur; Rectorado, localizada junto a la futura glorieta de intersección del bulevar con la Avenida Herrera Oria, y Colegios Mayores. La actuación supondrá una inversión cercana a los 22 millones de euros y el plazo de ejecución es de unos 18 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios