Málaga

Uber, el nuevo gran reto del taxi

  • El sector cree una "provocación" el anuncio de la empresa de desplegar 200 VTC en seis localidades

  • La multinacional justifica su decisión en "el enorme potencial turístico" de la Costa del Sol

Imagen de la aplicación de Uber. Imagen de la aplicación de Uber.

Imagen de la aplicación de Uber.

El desembarco anunciado por la empresa Uber para el próximo verano en varios municipios de la Costa del Sol, con una flota partida de 200 vehículos con conductor en seis localidades, amenaza con reabrir el conflicto con el sector del taxi en la provincia de Málaga. Tras los acontecimientos del año pasado, en el marco de la huelga del taxi en la Feria de la capital, la decisión de la multinacional de expandirse provocó la reacción del sector, que lejos de ser visceral, fue moderada. Ante lo que consideran una "provocación", uno de los colectivos mayoritarios, Aumat, llamo a hacer frente al aumento de la competencia "con las mejoras y la modernización que ya se están implantando".

"La competencia va a venir, pero es cierto que cuando salta una noticia de este tipo los ánimos se ponen de nuevo en guardia", explicó el vicepresidente de la asociación unificada, Juan González. El representante admitió que se están "dirimiendo las actuaciones a tomar" pero lanzó un mensaje de "calma". "Si Uber finalmente se despliega se va a enfrentar a la mejora y modernización del sector; tendrá que ponerse las pilas", insistió, aludiendo a acciones ya emprendidas como la uniformidad, la creación de aplicaciones, el acuerdo con instituciones y la puesta en marcha de un teléfono único para toda la provincia. "No tenemos que ver esto con miedo y recelo; hay que animar al sector a que sea competitivo", subrayó.

Aumat pide afrontar el esta competencia "con mejoras y modernización"

Justamente ayer, el Congreso de los Diputados convalidó ayer el decreto del Gobierno con el que se busca blindar al sector del taxi ante el crecimiento de los VTC. De acuerdo con el contenido del mismo, la pretensión es lograr una proporción de un VTC por cada 30 taxis, parámetros que se incumplen de manera evidente en el momento actual. Málaga es una de las provincias con mayor desproporción, como queda constancia en los datos manejados por el Ministerio de Fomento, correspondientes a las autorizaciones para el transporte de viajeros. Según estos, se cuentan 2.620 licencias de taxis frente a 612 de VTC; lo que supone una proporción de 4 a 1. Para cumplir el límite de 30 a 1 el número de VTC tendría que bajar a unos 86.

En números absolutos, solo Madrid, con 3.542, y Barcelona, con 923, tienen más autorizaciones de coches de alquiler con conductor. Si bien la proporción con respecto a sus flotas de taxi es algo superior en la provincia madrileña, 4,3 taxis por cada VTC y muy superior en Barcelona, con 11 taxis por cada VTC.

Sin embargo, la previsión, manejada incluso por Uber, es que la presencia de los coches con conductores no disminuya (la aplicación del decreto no es retroactiva) sino que aumente, toda vez que aún son muchas las licencias que fueron concedidas entre los años 2009 y 2015 que ahora están siendo validadas por los tribunales.

La posición de la Junta de Andalucía es favorable a la aplicación del límite 1-30, pero vienen admitiendo diferencias en ciertos aspectos del decreto. Entre ellos, discrepan de que sólo se prohiba la transmisión de las licencias en un periodo de dos años, abogando por ampliarlo a 10 años. "Si realmente se pretende desincentivar las solicitudes con fines especulativos, el límite de dos años no parece el más adecuado", indicaron desde la Consejería de Fomento, que reclama también la creación de un registro único y a nivel nacional en el que las VTC tendrán que registrar todos los servicios que lleven a cabo. Al mismo podrían acceder la Inspección de Transporte de las comunidades, la Guardia Civil y Policía Local.

En el caso de Málaga capital, una de las acciones llevadas a cabo en los últimos meses en pro de incrementar el control sobre los vehículos de alquiler con conductor ha sido la formación de manos y agentes de la Policía Local sobre la normativa vigente, al objeto de que perfectamente informados a la hora de actuar en la inspección de estos turismos.

Desde Uber, un portavoz de la compañía admitió que la previsión inicial es la de contar con 200 vehículos, pero con la puerta abierta a incrementar el número. Preguntado por las razones de haber apostado por Málaga como "tercer lanzamiento" de la compañía en España, este portavoz aludió al "enorme potencial turístico de la Costa del Sol, su carácter innovador y su decidida apuesta por convertirse en una referente tecnológico en Europa". Asimismo, en relación a la relación con el taxi, aseguró que el deseo de la empresa es "trabajar con el Gobierno y el sector del en una transición justa que no deje a nadie atrás".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios