Unicaja cierra 2007 con un beneficio de 358 millones

  • La caja presidida por Braulio Medel incrementa su resultado un 17,4% respecto al año anterior y eleva un 50% las dotaciones y provisiones contra posibles incidencias

Unicaja, la primera entidad financiera andaluza, mantiene su velocidad de crucero. La caja presidida por Braulio Medel cerró 2007 con un beneficio neto consolidado de 357,7 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 17,4 por ciento en relación con el año anterior. Se trata del decimocuarto ejercicio consecutivo en el que el que se produce un incremento de dos dígitos en la cuenta de resultados de la entidad.

El resultado bruto, por su parte, ha experimentado un aumento ligeramente inferior al 15 por ciento, hasta los 458,2 millones de euros. La entidad atribuye este crecimiento a la positiva evolución del negocio tradicional, la mejora de la eficiencia y los resultados por operaciones financieras (Bolsa).

En relación con el negocio, y según los datos publicados ayer por la entidad, la inversión crediticia ascendió a 24.589 millones, un 16,6 por ciento más, mientras que los recursos de clientes se elevaron un 16,4 por ciento, hasta los 30.537 millones. Buena parte del alza de los recursos se sustentó en los depósitos a plazo, que experimentaron un ascenso del 26,6 por ciento. El comportamiento de estas dos magnitudes favoreció al margen de intermediación -recoge la marcha de la actividad típica bancaria-, que subió un 9,4 por ciento y se situó en 686,1 millones de euros. Si no se tienen en cuenta los dividendos percibidos, ese mismo margen arroja un crecimiento del 16,2 por ciento. La diferencia entre ambas tasas obedece a que en 2006 Unicaja ingresó un dividendo extraordinario de Vodafone de 26,7 millones.

En cuanto al margen ordinario, la contribución de las participadas, los ingresos por comisiones y los resultados por operaciones financieras se tradujeron en un avance del 10,2 por ciento, para alcanzar los 921,6 millones. Algo más acentuado fue el ascenso del margen de explotación que, beneficiado por una cierta contención de los gastos y por un aumento del 40 por ciento en los resultados por prestación de servicios no financieros, se elevó un 12,1 por ciento y superó los 526 millones de euros.

Al igual que viene ocurriendo en el resto del sector financiero, la caja terminó 2007 con un empeoramiento de su ratio de morosidad, al pasar del 0,50 al 0,62 por ciento -su tasa de cobertura está en el 333 por ciento-. Lo que sí mejoró, y lo hizo en casi un punto, fue el ratio de eficiencia (mide lo que gasta una entidad por cada 100 euros que ingresa), al alcanzar el 45,8 por ciento.

Atendiendo a la coyuntura, Unicaja mantuvo el pasado ejercicio una política previsora y elevó en un 50 por ciento las dotaciones netas por deterioro de activos y las provisiones contra insolvencias, que sumaron 174 millones de euros.

De acuerdo con el balance facilitado por la propia entidad, el coeficiente de recursos propios se situó en un 12,4 por ciento, sobrepasando el requisito legal en un 55 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios