Unicaja da el primer gran paso para unirse a Caja Duero

  • Los consejos de administración de las dos entidades aprobaron anoche el protocolo de intenciones para la integración · En Málaga solo hubo tres votos en contra

Unicaja y Caja España-Caja Duero ya empiezan a tirarse los tejos formalmente. Al menos, ya ha sido presentado su proyecto de unión a los familiares más directos de cada parte. Los consejos de administración de las dos entidades aprobaron en la tarde-noche de ayer el protocolo de intenciones para integrarse en un único banco. Es un primer paso imprescindible, aunque eso no quiere decir que la operación esté hecha pues aún hay que desarrollar ese primer protocolo y contar nuevamente con la aprobación de los consejos y la asamblea de las dos entidades financieras.

El consejo de Unicaja, que era de carácter ordinario, terminó pasadas las 22:30 tras tres horas de reunión en los que la mayoría de asistentes aprobaron ese protocolo denominado de intenciones. Sólo hubo tres votos en contra -de un total de 27- pertenecientes a los sindicatos CCOO, Csica y Secar, mientras que UGT se posicionó a favor. Antonio Cortés, representante de Secar, explicó a la salida del consejo que "hemos votado en contra porque había algunos puntos que no quedaban claros para los trabajadores". Cortés no pudo dar más detalles porque "forma parte del secreto del protocolo y no podemos entrar" aunque sí mencionó que "de momento no se sabe cuantas oficinas podrían cerrar, etcétera sino que este protocolo lo que da es capacidad a los presidentes para empezar a negociar la creación del banco y todo lo que conlleva". Tampoco, según este representante de Secar, se han dado fechas pero aseguró que "será un proceso largo". En el Consejo de Administración de Caja España-Caja Duero hubo 29 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones.

El protocolo refleja sobre el papel algunos puntos que ya habían sido adelantados por este diario. En el nuevo banco Unicaja tendrá el 63% de las acciones y CajaEspaña-Caja Duero el 37% restante. Braulio Medel, presidente de Unicaja, será el presidente de la nueva entidad y el presidente de la caja castellanoleonesa, Evaristo del Canto, será el vicepresidente y consejero delegado. El banco tendrá la sede social en Málaga y sedes operativas en Ronda, León, Salamanca y Madrid. De hecho, la corporación industrial tendrá la oficina central en Salamanca.

Unicaja lanzó anoche un comunicado de prensa en el que se señalaba que la fusión "presenta una notable complementariedad, sinergias y diversificación en el negocio, un liderazgo en sus respectivas regiones de origen, así como una sólida posición de recursos propios de partida". También se recuerda que la unión de las dos entidades permitirá constituir el tercer grupo de cajas con un volumen de activos de 81.000 millones de euros. Cabe destacar que los recursos de las dos cajas irán a pasar al banco, si bien ambas entidades mantendrán sus nombres y sus respectivas obras sociales.

A la salida del consejo de Unicaja ningún consejero quiso hacer declaraciones pero había satisfacción en los rostros. Parece que esta vez Unicaja sí ha encontrado la pareja perfecta tras tres intentos fallidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios