Urbanismo inicia el proceso para cobrar por vía ejecutiva los 4,8 millones del convenio de Moneo

  • Braser negocia la entrada en su capital de una entidad que incluiría fondos procedentes del BEI

El Ayuntamiento de Málaga abre la vía para cobrar por la vía ejecutiva los 4,8 millones de euros a los que está obligada la promotora del hotel de Moneo en Hoyo de Esparteros. El paso empezará a formalizarse hoy después de que la empresa impulsora de este proyecto, Promociones Braser, no formalizase el pago de esta cuantía en la jornada de ayer, fecha tope que la propia mercantil había señalado en el calendario ante los responsables municipales.

La senda ahora abierta fue confirmada por el gerente de Urbanismo, José Cardador, quien recordó que se trata de un ingreso de derecho público vinculado al plan de reparcelación. "Existe un incumplimiento de ingreso", admitió el alto cargo municipal. Una situación que se viene prolongando desde principios del pasado mes de febrero, cuando, de acuerdo con el acuerdo urbanístico, se tendría que haber hecho efectivo el citado abono. En un primer momento, el equipo de gobierno del PP aceptó otorgar una primera prórroga por tres meses. Al final de la misma, Braser tampoco pudo hacer frente al pago y demandó un segundo aplazamiento sobre el que no se ha pronunciado Urbanismo. De hecho, según indicaron desde el organismo, actualmente se está estudiando incluso si el impago "puede ser motivo de anulación del convenio". "Hay que ver los debes y deberes de cada una de las partes", expusieron.

Todo ello coincide con un escenario político en el que los grupos de la oposición abogan abiertamente por modificar las condiciones del convenio, de manera que no se vea afectado el edificio de La Mundial. Ello, de facto, supone echar por tierra el hotel diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, que se situaría en parte de la parcela que dejaría vacante esta antigua pensión tras su demolición. En este punto, Ciudadanos llegó a asegurar que si el 5 de mayo no se hacía efectivo el ingreso, defendería el mantenimiento del inmueble.

La reacción de Urbanismo se produce cuando, según fuentes de Braser, se encuentra avanzado un acuerdo con una entidad madrileña para que participe en la financiación del proyecto con fondos procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI), e incluso para que pase a formar parte del capital del mismo. Esta entidad, cuya identidad no fue facilitada, cubriría la parte del gasto de la intervención que no asumiera el banco nacional con el que la promotora mantiene contactos desde hace meses. La operación, descontados los 12 millones de euros ya aportados, rondará los 23 millones, según estas mismas fuentes, que confiaron en poder entregar próximamente un escrito a Urbanismo demostrando el compromiso de las entidades por participar económicamente en esta iniciativa.

Para tratar de encontrar aliados en la esfera municipal, el responsable de Braser, José Luis López, ha venido manteniendo encuentros con los portavoces de los diferentes grupos con el fin de explicarles la situación en la que se halla la iniciativa desde el punto de vista técnico y económico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios