Urbanismo insiste en rechazar que se tiren los hospitales que pide la Junta

  • Díaz Guirado critica que se quieran hacer pisos en estos suelos para financiar parte del 'megahopspital'

Poco o nada ha variado la posición del Ayuntamiento de Málaga respecto al mehagopsital que impulsa la Junta de Andalucía en la ciudad. Ni la reunión monográfica que mantuvo la pasada semana la Ejecutiva de la Fundación Ciedes, que engloba a los principales organismos de la provincia, ha hecho que el equipo de gobierno del PP cambie su rechazo a aceptar algunas de las exigencias del Gobierno autonómico para desarrollar un equipamiento que costará unos 600 millones de euros.

En este sentido, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, fue claro al rechazar nuevamente la vía marcada por la Junta de financiar parte del proyecto mediante las plusvalías que se pudieran obtener de la recalificación a residencial de los suelos ocupados por varios de los edificios del complejo Carlos Haya y el Hospital Civil. En este sentido, se opuso tajantemente a la opción de derruir al menos dos de estos inmuebles, según el último planteamiento hecho por la Administración autonómica. Y volvió a señalar la disposición municipal a destinar a residencial los terrenos de la trasera del Civil y el Materno, logrando con ello aprovechamientos que podrían ir a parar al megahospital. Esta alternativa, no obstante, tampoco convence al Ayuntamiento, que aboga por mantener la zona como está.

En cualquier caso, la inclusión del uso residencial de estas dos pastillas no se producirá en el PGOU que en este momento está siendo adaptado a las exigencias marcadas por la Cotua (Comisión de Ordenación Territorial y Urbanismo de Andalucía) y que será remitido a la Junta para su aprobación definitiva. Ello obligará a que, si hay acuerdo entre Ayuntamiento y Junta en esta materia, el cambio de uso de los terrenos tenga que ser tramitado mediante una modificación de elementos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios