Urbanismo quiere que se debata el proyecto de la noria de 100 metros

  • Pomares plantea que se aborde en el seno del Consejo del Puerto y sale en su defensa: "Quiero la plaza; es un proyecto de ciudad"

Infografía de la propuesta de Mederyt para la noria de 100 metros. Infografía de la propuesta de Mederyt para la noria de 100 metros.

Infografía de la propuesta de Mederyt para la noria de 100 metros.

La apuesta de la promotora de la noria provisional del puerto de Málaga, Mederyt, de dar un paso adelante en los próximos años y desarrollar un proyecto más ambicioso que incluya una atracción fija de 100 metros de alto, un aparcamiento soterrado con 250 plazas y una gran plaza de uso público vuelve a encontrar al Ayuntamiento como gran valedor. Frente a la negativa inicial del Puerto a validar esta iniciativa, por la incidencia que a su juicio podría tener sobre la actividad del recinto portuario (especialmente el de la movilidad), el Consistorio no deja lugar a la duda. "Quiero la plaza; como ciudad me parece bien la noria, pero como Urbanismo queremos la plaza", afirmó ayer de manera contundente el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares.

El edil del PP es a su vez representante municipal en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria. Y como tal, dentro de su estrategia por allanar el camino a una intervención privada que podría suponer una inversión próxima a los 40 millones de euros, reclamó que la propuesta de Mederyt, diseñada por el arquitecto Jerónimo Junquera (el mismo del Palmeral de las Sorpresas sobre el muelle 2) sea expuesta ante los miembros del consejo portuario.

Plata cuestionó en su momento la afección sobre el paso de los autobuses turísticos

"Creo que no lo conocen; sería bueno que antes de opinar puedan tener la información del mismo, porque sería muy bueno para el puerto y para la ciudad", insistió Pomares, quien subrayó la necesidad de que el asunto sea objeto de debate. Incluso, se atrevió a prever que una vez puesta sobre la mesa, la actuación podría concitar el apoyo tanto de la Subdelegación del Gobierno como de la Junta de Andalucía, administraciones también representadas en el ente. "A lo mejor los que podrían estar un poco en contra serían el Puerto y los sindicatos", dedujo.

El concejal del PP puso el acento en la necesidad de que desde el organismo presidido por Paulino Plata, que viene mostrando sus reservas sobre el proyecto privado, se expongan las razones para decir no a esta intervención. "No quiero renunciar la plaza y menos aún cuando no se me ha explicado por qué no se puede hacer, por qué esa negativa a cambiar, a mover, el aparcamiento de los trabajadores del puerto; no entiendo que un proyecto de ciudad tenga que estar supeditado al aparcamiento de los trabajadores, me parece muy fuerte", manifestó. Uno de los escollos de la propuesta inicial de Mederyt es que la plaza contemplada en torno al edificio que acoge la sede de la Autoridad Portuaria, así como la base de la noria de 100 metros, ocuparían el espacio ahora reservado como reserva de parking para los operarios del puerto. Un hecho que, tiempo atrás, provocó las suspicacias de los empleados.

Otra de las razones alegadas desde el Puerto después de que se conociese el planteamiento de Mederyt se vinculaba a los problemas de movilidad que generaría, dado que se trata de un punto por el que transitan, entre otros, los autobuses turísticos. Sobre ello, Pomares recordó que el propio presidente del Puerto le reclamó a la empresa un estudio de movilidad para conocer los efectos. "Ya lo han presentado; por eso he pedido que ese debate se produzca en el ámbito del Consejo de Puerto y se vea si es perjudicial para la ciudad", insistió. "Le veo todo ventajas, porque permite solucionar un problema y a coste cero", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios