Urbanismo retomará la obra de Cuarteles la próxima semana, según los residentes

  • Comerciantes y vecinos muestran su malestar con el retraso continuado de los trabajos

Los pacientes vecinos y comerciante de la calle Cuarteles, protagonistas de una obra que se alarga ya más de dos años, tienen sobre la mesa una nueva promesa del Ayuntamiento de Málaga para culminar la reurbanización de la vía. Tras meses y meses de demora, la presidenta de los comerciantes de la zona, Gracia González, informó de que el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, le había comunicado su compromiso para que los trabajos se retomasen el miércoles de la próxima semana, con el fin de que estén culminados a finales de junio.

Un anuncio, no obstante, que se suma a los muchos que vienen acumulándose por parte del equipo de gobierno desde que se impulsase la mejora de la zona. Y desde el principio, una obra de limitada complejidad se ha convertido en una actuación laberíntica, donde resta aún por culminar la mitad de la actuación. "La cosa está igual", explicó a este periódico Gustavo Candamil, uno de los responsables de un restaurante de la zona, que subraya el malestar existente. De hecho, admitió que no se descarta la opción de organizar alguna manifestación y apuntó que hay algunos comerciantes que se plantean denunciar al Ayuntamiento.

El gran escollo con el que se topó el Consistorio fue que la empresa a la que contrató la segunda fase de la acción, Imaga, por casi 490.000 euros, entró en concurso de acreedores cuando acometía el proyecto, situación que obligó a paralizar las labores durante algunos meses. Ante este hecho, el paso adoptado por Urbanismo fue el de aceptar la propuesta de la firma de ceder el proyecto a otra empresa para que terminase lo iniciado. Y así se hizo con la constructora López Porras, a la que también se contrató otro pedazo de la actuación.

Sin embargo, el paso dado ha quedado en suspenso. "Al parecer el banco que se hizo cargo de Imaga revocó la adjudicación que se hizo a López Porras", expuso la representante de la Asociación de Comerciantes. Incluso, aludió a que la obra de reurbanización de la acera sur de la calle ha sido contratada a la misma empresa que en su día se encargó de actuar en la calle Salitre, fijándose la última parte de junio como plazo de ejecución.

La obra de la calle Cuarteles es un ejemplo de mala planificación por parte del Ayuntamiento, dado que se trataba de una actuación que apenas iba a demorarse seis meses y a costar 423.000 euros. Sin embargo, los defectos en los estudios iniciales obligaron a ampliar el coste de la operación con otros casi 490.000 euros, sin ello haya sido suficiente aún para culminar la tarea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios