Urbanismo fija la superficie media de las viviendas del centro en 70 metros

  • El Ayuntamiento trata de responder a las alegaciones de los promotores y los arquitectos y disminuye en diez metros su propuesta inicial. La medida formará parte de la aprobación provisional del PGOU

Comentarios 0

El Ayuntamiento de Málaga da marcha atrás en su pretensión de fijar en 80 metros cuadrados la dimensión media de los pisos que se vayan a construir en el centro histórico de la ciudad y opta por rebajar esta superficie a 70 metros. La determinación adoptada por el equipo de gobierno del PP, que será concretada en la aprobación provisional del nuevo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), trata de responder a parte de las exigencias realizadas por la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) y el Colegio de Arquitectos, colectivos descontentos con la pretensión municipal.

El cambio de postura fue confirmado a este periódico por el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, quien, no obstante, subrayó que el planeamiento mantendrá la filosofía inicial del equipo de gobierno: combatir la construcción de infraviviendas en el casco antiguo. "Nuestra idea es evitar los minipisos y posibilitar que el centro tenga viviendas de más de una habitación, en las que puedan entrar familias, algo que hasta el momento no es posible", justificó el edil popular, quien agregó que otro de los aspectos a los que se quiere dar salida es a la alta densidad de aparcamientos necesaria en esta parte de la ciudad para responder a todos los pisos pequeños que se están generando.

Díaz Guirado explicó que todos estos objetivos quedarán resueltos con la superficie media propuesta en el PGOU, que eleva a 70 metros la dimensión media y a unos 54 metros cuadrados la superficie útil. Estos parámetros, según el concejal de Urbanismo, posibilita el diseño por parte de los promotores de apartamentos de al menos dos dormitorios, garantizando "una mayor diversidad en la oferta inmobiliaria" en el barrio.

"Creo que esta decisión va a satisfacer a los promotores y a los arquitectos", dijo el responsable de la Gerencia de Urbanismo, para el que la propuesta elaborada por los técnicos encargados de redactar la revisión del documento de planeamiento "no es una cuestión que se sacan de la chistera o un trabajo de iluminados", sino una intervención que sigue la línea de lo que ya se realiza en otras grandes ciudades españolas, donde los límites fijados por sus ayuntamientos son incluso más restrictivos para los privados.

A este respecto, recordó los casos de Sevilla y Barcelona. En ambos casos, las dos corporaciones locales han optado por fijar en 85 metros y en 100 metros cuadrados, respectivamente, la superficie media de las viviendas de nueva construcción en el centro urbano. Estas cifras, insistió el concejal, están aún muy alejadas de las planteadas en Málaga.

Díaz Guirado, además, recordó que otra de las novedades que se va a introducir en la aprobación provisional del Plan General, que no se prevé factible antes de marzo o abril, es que se van a flexibilizar las actuaciones en las parcelas de pequeñas dimensiones. En este sentido, señaló que si un propietario dispone de un solar de apenas 50 metros cuadrados, tendrá la posibilidad de ejecutar una vivienda en cada una de las plantas del inmueble, sin necesidad de alcanzar la superficie media exigida con la construcción de dúplex.

A pesar de la cesión que hace el Ayuntamiento, no parece que la medida responda al completo a los deseos de los constructores, que en este debate han insistido en que debe ser el mercado el que fije las superficies necesarias y han alertado del efecto negativo que, a su juicio, puede tener sobre los proyectos en el casco antiguo. Frente a estos argumentos, en octubre de 2006, uno de los dos directores de la revisión del PGOU y gerente de Urbanismo, Javier Gutiérrez Sordo, puso de relieve el aumento de los proyectos en los que primaba la infravivienda en esta parte de la ciudad.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios