Operación puerto-ciudad La ciudadanía demanda la eliminación de la valla

Una VERJA que se atasca

  • Ayuntamiento y Junta siguen sin alcanzar un acuerdo para suprimir la histórica frontera entre el puerto y la ciudad a apenas dos meses para abrir el Palmeral de las Sorpresas

Comentarios 13

Apenas dos meses antes de su inauguración, el proyecto del Palmeral de las Sorpresas, que se extiende a lo largo del muelle 2 del puerto de Málaga, sigue pendiente de la solución final que se adoptará con la manida verja. ¿Se mantendrá el retranqueó que hoy es visible? ¿Se eliminará definitivamente la valla como demanda buena parte de la ciudadanía? La respuesta a estos interrogantes se mantiene en suspenso, toda vez que las administraciones competentes en la materia, Ayuntamiento y Junta de Andalucía, son incapaces de avanzar en un camino que permita despejar las dudas que pesan sobre una cuestión que meses atrás se convirtió en eje de polémica y confrontación entre ambas instituciones.

A día de hoy, según informaron varias fuentes consultadas por este periódico, los avances en pos de lograr un salida al debate son nulos. Y las posiciones que ambas administraciones mantienen respecto a la supresión de esta histórica frontera entre el puerto y la ciudad continúan siendo contrapuestas. Mientras para el Gobierno autonómico es ineludible mejorar las condiciones de accesibilidad desde el Parque hacia el Palmeral, incluyendo la peatonalización del carril ganado en el Paseo de los Curas mediante el retranqueo de la verja, el equipo de gobierno del PP insiste en que este nuevo vial debe ser destinado al paso de tráfico, más aún ante la próxima llegada de las obras del Metro al Paseo del Parque.

"No hay ninguna novedad en este momento", expuso a este periódico el delegado provincial de Vivienda y Obras Públicas de la Junta, Enrique Benítez, quien reconoció que el último encuentro mantenido con los responsables municipales tuvo lugar a principios del pasado mes de agosto. Mes y medio después, el asunto se estanca. Desde el Consistorio, las fuentes consultadas confirmaron la ausencia de avances en la cuestión e indicaron que la posición del equipo de gobierno, como ya ha expuesto en varias ocasiones el propio alcalde, Francisco de la Torre, pasa por mantener para el paso de vehículos el espacio que se gana en el Paseo de los Curas. "Era algo que ya se recogía en el protocolo del Plan del Puerto", apuntaron.

No obstante, ello supone una variación en la disposición del regidor a allanar el camino en este asunto, dado que justo el mismo día en que la Junta se mostró abierta a eliminar la valla, admitió la posibilidad de que el espacio que se ganaba se destinase a uso peatonal. Una posición que ha tenido escaso discurrir en el tiempo.

Sólo tres semanas después de que las dos instituciones mostrasen un acuerdo sobre la supresión de la verja, De la Torre varió su discurso y defendió la necesidad de otro carril más para tráfico en el Paseo de los Curas, argumentando la necesidad de prever el inicio de las obras del Metro en el Paseo del Parque, obra que, en el mejor de los casos, no llegará a tan señalado punto antes de 2012.

La duda reside ahora en cuál será la decisión que adoptará el Gobierno andaluz, toda vez que su decisión de eliminar la verja estaba supeditada a la adecuación de accesos desde el Parque al muelle 2 y al uso peatonal de los 2,7 metros ganados con el retranqueo de la valla. Lo que parece evidente es que lo que se interpretó como un triunfo de la ciudadanía, al lograr el compromiso institucional para que esta estructura fuese suprimida, sigue siendo sólo un anuncio ante la ausencia de acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios