Del Valle actuaba "siempre" según las "indicaciones" de sus clientes

  • El abogado asegura que no daba asesoramiento fiscal en operaciones inmobiliarias

El abogado Fernando del Valle, condenado en Ballena Blanca, declaró ayer que su despacho, ubicado en Marbella y que fue centro de la investigación de la causa por blanqueo de capitales, no daba asesoramiento fiscal ni tributario en las operaciones de compraventa de inmuebles a través de sociedades en las que intervenía el bufete y ha asegurado que "siempre" se actuaba siguiendo las indicaciones de los clientes.

Del Valle estaba acusado inicialmente de delitos fiscales por la operación de compra de un inmueble por parte de un particular, que también estaba acusado pero ha fallecido, a través de la adquisición de las participaciones de la empresa a la que pertenecía, afincada en Panamá; y el posterior traspaso del bien a otra empresa, constituida en España. Con estos actos, según las acusaciones -Fiscalía y Agencia Tributaria- se generaron impuestos que no se liquidaron. Del Valle negó que se pretendiera ocultar al comprador del inmueble y ha asegurado que la forma de llevar a cabo la operación, a través de la compra de las participaciones de la sociedad panameña, se realizó por decisión del particular. Además, explicó que él tenía un poder pero "muy concreto" para actuar sobre la empresa extranjera, que era de otro cliente; y no actuaba como representante legal de la firma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios