Vecinos cortan la Carretera de Cádiz para protestar por un edificio 'okupado'

El Ayuntamiento de Málaga informó ayer de que está a la espera de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga, encargado del procedimiento abierto por la quiebra de la empresa promotora de los bloques de viviendas de Juan XXIII -afectado por diversos incendios y que está okupado- y Marqués de Valdeflores, ambos abandonados, proceda a la autorización del tapiado de sus huecos o a la adopción de alguna otra medida que normalice su situación. Su respuesta se produjo unas horas antes de que vecinos de la Carretera de Cádiz cortaran la vía por espacio de unos minutos para protestar por la situación que padecen. "No aguantamos más", aseguró un vecino durante la concentración, que se desarrolló sin ningún tipo de incidente.

Según explicaron desde el Ayuntamiento a través de un comunicado, entre las opciones planteadas por el administrador concursal de la promotora al Juzgado se encuentra la adquisición del inmueble por parte de una tercera entidad, que ha mostrado interés por el mismo así como su disposición a proceder de forma inmediata a su vigilancia, e iniciar posteriormente su rehabilitación y comercialización. En el caso de que la medida autorizada por la titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 sea el tapiado del inmueble, será el administrador concursal quien asuma su ejecución o el Ayuntamiento de forma subsidiaria, "a fin de garantizar la inmediatez de la medida y con ello la seguridad del mismo y de su entorno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios