Vecinos de Sacaba denuncian el estado de una fábrica en ruinas

  • El concejal de Carretera de Cádiz, Raúl López, dice que existe un servicio especial de vigilancia nocturno, una medida insuficiente para los ciudadanos afectados

Las viviendas del barrio más occidental de la capital malagueña, Sacaba, lindan con una antigua fábrica de bolígrafos en ruinas. Los vecinos denuncian el estado en el que se encuentran estas instalaciones abandonadas y que, según ha podido comprobar este periódico, son todo un estercolero de basura y escombros.

La asociación de vecinos Nuncasacaba, que acaba de elegir a José Urbano como nuevo presidente, asegura que en estas antiguas naves industriales acuden toxicómanos a drogarse y sirven de refugio para transeúntes e inmigrantes, según dicen, con el riesgo que supone el hecho de dormir en un lugar en ruinas. Raúl López, concejal de Carretera de Cádiz, asegura que la Policía Local desarrolla un servicio nocturno especial de vigilancia en los alrededores, para garantizar la seguridad. Así, dice que una patrulla vigila la zona los jueves, viernes, sábados y vísperas de festivos, hasta las 1.30, para evitar conatos de botellones y carreras nocturnas. Los vecinos, sin embargo, consideran esta medida insuficiente.

"Además del problema de seguridad que supone, está el de higiene. La fábrica se ha convertido en un auténtico basurero y, por tanto, en un nido de infección que tenemos al lado de nuestras casas. Si no quieren derruir las instalaciones, ni rehabilitarlas, al menos deberían limpiarlas y proceder a su tapiado", asegura José Urbano, nuevo presidente del colectivo vecinal de Sacaba.

El nuevo responsable de Nuncasacaba, por otro lado, explica que están gestionando con el Ayuntamiento la mejora del saneamiento de la zona y la construcción de una sede social para los colectivos vecinales, sus otros dos proyectos prioritarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios